Al cierre de 2020, se contabilizó un total de 115.8 millones de dispositivos móviles inteligentes o smartphones en México, que representa una adopción de 91.6% sobre el total de las 126 millones de líneas que se encuentran operando en México.

 

A un año del inicio del confinamiento en México, por la pandemia de COVID-19, los dispositivos móviles han confirmado su papel como el nodo central de nuestra conectividad. Incluso, se han constituido en una suerte de vacuna, que nos ha permitido informarnos, telestudiar, teletrabajar, adquirir bienes y servicios en la red e incluso entretenernos.

Al cierre de 2020, se contabilizó un total de 115.8 millones de dispositivos móviles inteligentes o smartphones en México, que representa una adopción de 91.6% sobre el total de las 126 millones de líneas que se encuentran operando en México.

Esta amplia disponibilidad de dispositivos nos permite afirmar que, los smartphones, han democratizado el acceso a internet y han permitido al usuario, acceder al cúmulo de beneficios y herramientas disponibles, en un país con una marcada desigualdad social.

En parte, la masificación de los equipos inteligentes es atribuible al creciente abanico de modelos por fabricantes que conforman su oferta. En México, es posible adquirir un dispositivo inteligente desde $599 pesos, lo que evidencia una competencia en precios para todos los segmentos de la demanda. Bajo estas condiciones, se ha intensificado el impulso competitivo entre fabricantes, tal que empodera al usuario a adquirir un dispositivo de la marca que se ajuste en mejor medida a las capacidades y necesidades a satisfacer.

 participacion fabricantesequipos

Parque de Equipos: Tendencias

De acuerdo con el estudio “Dimensionamiento del Mercado de Smartphones en México” elaborado por The Competitive Intelligence Unit (The CIU), al cuarto trimestre de 2020 (4T-2020), medido por el número total de equipos operando en el mercado, Samsung es robustamente el principal fabricante, al contabilizar una participación de 32.2% sobre el total del parque de equipos operando en el país. Si bien Samsung se mantiene a la cabeza de la lista, en el último semestre, registró una disminución de 3 puntos porcentuales (pp) como consecuencia del incremento que sufrió el precio de los dispositivos, lo que motivó a usuarios de gama baja a migrar a otras marcas.

En segundo lugar, se ubica Motorola, que alcanza una cuota de mercado de 20.3% al 4T-2020, este fabricante tuvo un desempeño favorable durante el confinamiento, tal que aumentó su participación en 1.6 pp en su comparación con el nivel de 6 meses atrás. Motorola ha logrado esta trayectoria ascendente tras enfocar sus esfuerzos de mercado en la oferta de dispositivos de gama media en México y aprovechar su amplio reconocimiento de marca. Recientemente, retomó la pelea en la gama alta al traer de nuevo a México sus flagships Moto Edge Plus y Moto g100, que deberán permitirle competir más frontalmente con marcas como Samsung y Apple por aquellos usuarios que buscan equipos con capacidades superiores.

El fabricante chino Huawei, se mantiene en el tercer lugar con una participación de mercado de 14.2%, mismo nivel que ostentaba hace un año. Las batallas geopolíticas en el campo tecnológico a las que se ha enfrentado Huawei, si bien ya han surtido efectos en la oferta de sus nuevos dispositivos, que no disponen del soporte de servicios de Google, aun no han impactado significativamente la tenencia de equipos. Es previsible que una vez se cumplan dos años de esta prohibición en mayo próximo y tenga lugar el reemplazo de dispositivos en México, precisamente cada 24 meses, podría observarse con mayor magnitud sus impactos por la migración de usuarios a dispositivos de otros fabricantes. No obstante, con la llegada del presidente Biden, también se abre una ventana a la decisión sea permitir a Huawei y Google seguir operando como aliados.

En cuarto lugar, se ubica Apple, al contabilizar una cuota de mercado de 10.4%. El fabricante de Cupertino, California, registró una disminución de 1.9 pp con respecto a la participación que alcanzaba en el 2T-2020. Este descenso está directamente asociado a la profunda y longeva crisis económica que vive el país, que mermado la disponibilidad de recursos para hacerse de equipos de esta marca y que ha llevado a los usuarios a adquirir dispositivos de otros fabricantes.

La quinta posición en tenencia de equipos por marca la ostenta LG, al contabilizar una participación de mercado de 6.7%. Sin embargo, el desempeño competitivo de este fabricante continúa siendo negativo, no sólo durante la pandemia, puesto que en los últimos 6 meses perdió preferencia de 1.5 pp, sino que lo viene haciendo desde hace varios años. Amerita recordar que hace 3 años ocupó el segundo lugar con una participación de mercado de 14.6%. No obstante, los usuarios comenzaron a optar por equipos con capacidades superiores a las incorporadas en los dispositivos de LG.

Los 5 fabricantes más importantes en México concentran 83.8% del mercado en términos del parque de equipos en manos de los mexicanos. No obstante, el restante 16.2% se encuentra altamente atomizado entre diversos fabricantes, algunos con trayectorias de muchos años y algunos otros de reciente llegada, incluso, muchos de ellos fabricantes de marcas libres, que no realizan gasto en publicidad masiva y buscan competir por la vía de precios.

Prospectiva del Mercado

La estructura del mercado de smartphones se mantuvo prácticamente sin cambios a un año de la pandemia, con similares participaciones de los jugadores principales.

Sin embargo, las limitantes que enfrenta Huawei, así como la salida de LG a esta línea de negocios, detonarán cambios significativos en el ecosistema de fabricantes de equipos. Estos dos jugadores suman más de 20% del mercado, en términos de preferencia, cuota que buscarán atraer sus competidores, incluso nuevas marcas que han llegado a México en los últimos meses como es el caso de OnePlus o Xiaomi.

Aquellos fabricantes que entienden la dinámica de gasto y los hábitos y preferencias de adquisición de los usuarios, que van desde la elección de canales de venta hasta los atributos valorados en los dispositivos, serán los que logren incrementar en mayor medida su rebanada de mercado de cara al próximo año.

La profundidad del impacto recesivo y su duración, resultado de la crisis sanitaria, son aún difíciles de calcular con precisión, lo que lleva a una continua actualización de las proyecciones del mercado. No obstante, en tanto se mantenga el confinamiento, los usuarios seguiremos haciendo uso cada vez más intensivo de nuestros equipos, de cara a poder seguir con nuestras actividades en medio de una pandemia. Ello impulsará la demanda/adquisición de equipos en los próximos meses, ante una economía que transita aceleradamente a su plena digitalización.