Síguenos en

  RSS Google + Facebook Twitter

Addictware Logo

 

Blog

La combinación de soluciones privadas de TI con servicios basados en la Nube, permite a muchas empresas innovar con la velocidad que exige la era de la transformación digital, convirtiendo -de paso- a la mejora de la infraestructura de red en una prioridad estratégica.

La única manera de gobernar el mundo móvil después del 4G es construirlo con una navegación por Internet más rápida y experiencias de llamadas de alta definición. 

Las empresas requieren ser flexibles y ágiles para reaccionar al ritmo que el mercado dicta. En este entorno tan complejo, muchas empresas en nivel mundial reconocen que su infraestructura de TI no tiene la suficiente capacidad para ofrecer a sus clientes internos y externos los niveles de confiabilidad y velocidad que ellos esperan. Esto se debe a que tienen brechas de protección y disponibilidad.

Los CIOs deben anticiparse, con los tomadores de decisiones de negocio, en el diseño de los resultados extremo a extremo, que son más beneficiosos para sus clientes y empleados, y que ahorran costos.

Internet es el gran proveedor de esa información; el Big Data permite ingresar a un universo de miles o millones de menciones que muestran insights sobre la forma en que la población civil (segmentada en diferentes rangos de edad, sexo y ubicación) percibe a los políticos y sus instituciones.

Los dispositivos IoT, especialmente los que están conectados a redes domésticas, están idealmente preparados para el fraude de publicidad en línea y ser detectados por los identificadores de conexión en línea. A nivel corporativo existe una amenaza para los trabajadores remotos con dispositivos comprometidos en sus redes personales. 

La elección de tecnología a partir de las necesidades presentes y futuras así como de una arquitectura bien pensada y adecuada, puede asegurar una vida más útil, larga y con retornos de inversión asegurados.





Comentarios

Share on Myspace