Jóvenes Construyendo el Futuro aprovecha la fuerza, talento y energía de 26.6% de la población joven del país, y proporciona oportunidades de incorporarse a actividades productivas cerca del lugar donde viven.

En Veracruz, 66,082 jóvenes iniciaron su capacitación dentro del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, a cargo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS). Con esta cifra, la ciudad se coloca como el tercer estado con el mayor número de becarios que desarrollan su talento para incorporarse a la vida laboral. JCF 1

El programa arrancó hace cuatro meses y ha permitido atender hasta el momento a 630 mil becarios, en todo el país, gracias a las alianzas con el sector privado.

La titular de la TPS, Luisa María Alcalde Luján, mencionó que este es un programa universal y que los resultados obtenidos a la fecha muestran las capacidades de trabajar juntos entre el sector social, privado y público. “Estoy convencida de que si trabajamos en equipo podremos sacar adelante a esta generación”.

Laura Minakata, directora regional de Recursos Humanos de TenarisTamsa, comentó que el programa ha evidenciado la necesidad de fortalecer la vinculación academia-empresa para detonar el talento que existe en la región, ya que existen jóvenes con un alto nivel de desempeño, y se ha mostrado que la gran mayoría con educación superior busca aprender habilidades que demanda el sector, lo que verdaderamente les abre mejores oportunidades en su vida personal y profesional.

La STPS indica que la tendencia de alto nivel de registro se mantiene desde que arrancó el programa en Chiapas, Tabasco, Veracruz, Estado de México y Guerrero, como casos de éxito en los que los empleadores y jóvenes han encontrado alternativas para el desarrollo laboral y productivo.

Jóvenes Construyendo el Futuro aprovecha la fuerza, talento y energía de 26.6% de la población joven del país, y proporciona oportunidades de incorporarse a actividades productivas cerca del lugar donde viven.

El objetivo gubernamental es dar oportunidad a 2.3 millones de jóvenes para que todos los mexicanos tengan acceso a una actividad productiva. El propósito para este año es que se incorporen 1 millón de jóvenes al programa. Durante la capacitación, los jóvenes reciben una beca, hasta por un periodo de 12 meses de $3,600 pesos mensuales, lo que ha permitido que los jóvenes se integren también al sistema financiero del país. El recurso económico se entrega de manera directa y sin intermediarios.