La sostenibilidad y la e-administración son los sectores menor valorados por la ciudadanía en las ciudades inteligentes, donde la seguridad es la más valorada.

Indra logoLos servicios que ofrecen las ciudades en cuanto a sostenibilidad y e-Administración son los que obtienen la valoración más baja de los ciudadanos; mientras que la percepción de seguridad es el servicio mejor valorado, seguido de emergencias, calidad del servicio sanitario y limpieza.

La “Encuesta global sobre el estado de la Smart Cities”, realizada por Indra, indica que Medellín, Lisboa, Rivas Vaciamadrid, Barcelona o A Coruña son algunas de la ciudades con valoración por encima de la media y consideradas referentes en varios ámbitos.

De las ciudades con la mayoría de los servicios valorados por debajo de la media mundial, están la Ciudad de México, Sao Paulo, Río de Janeiro, Bogotá y Roma.

La encuesta se realizó a 2,200 personas de 234 ciudades y 32 países y también consideró ámbitos como el tiempo empleado en llegar al trabajo, percepción de la seguridad, valoración de la respuesta ante emergencias, calidad del servicio sanitario y limpieza.

En nivel general, el conjunto de los servicios ofrecidos obtiene como media un aprobado justo (5.5), y a grandes rasgos, Europa y Asia, son los continentes donde existe mejor percepción de calidad de servicios frente a África y América.

Respecto de la valoración en la administración electrónica, los encuestados abogan por campañas ciudadanas de concienciación y capacitación, mejorar la accesibilidad e implantar la tarjeta y carpeta ciudadana, entre otras medidas.

En cuanto a la sostenibilidad y eficiencia energética, los encuestados destacan la potenciación de las energías renovables, establecimiento de medios para conocer el consumo diario y premios para incentivar la eficiencia o sustituir el alumbrado público por LED y sensorización.

Los encuestados proponen mejorar la movilidad e implementar tecnologías para disminuir el número de vehículos que buscan estacionamiento, reducir los retrasos de los autobuses y aumentar su frecuencia, mejorar la sincronización de los semáforos o apostar por la intermodalidad público-privada. 

La investigación destaca que Medellín y Santiago de Chile son las dos ciudades de Latinoamérica mejor valoradas. En el caso de la ciudad colombiana, ésta tiene todos sus servicios puntuados igual o por encima de la media mundial, siendo la sostenibilidad la mejor valorado por sus habitantes (7.8) y la percepción de seguridad es la peor (6.1).

En Santiago de Chile, la calidad del servicio sanitario, e- Administración y limpieza están valoradas casi 1 punto por encima de la media mundial; el único servicio valorado por debajo de la media mundial, es la sostenibilidad. Por su parte, Rivas Vaciamadrid, una de las primeras ciudades en invertir por iniciativas de Smart Cities en España, se destaca en el ámbito de sostenibilidad (7.4) y tiene la práctica totalidad de los servicios valorados por encima de la media global.

El estudio indica que Lisboa tiene los servicios puntuados por encima de la media mundial y es considerada una buena ciudad para vivir, destacando la percepción de seguridad (7.5) como servicio mejor valorado y la e-Administración (5.5) como el menos calificado.