7 de cada 10 empleados mexicanos indican que su desempeño laboral ha mejorado con el uso de herramientas sociales, y se estima que esta tendencia aumentará en los negocios.

53% de los empleados mexicanos considera que los departamentos de TI de la empresa en la que trabajan podrían ser una limitante para utilizar herramientas sociales. 76% señala el miedo a perder productividad y 63% indica cuestiones de seguridad como los principales obstáculos que enfrentan.

Una encuesta elaborada por Ipsos y Microsoft, en 32 países, para conocer la dinámica del uso de herramientas sociales dentro del ambiente laboral, indica que los empleados consideran importante la interacción entre el personal para el mejor desempeño de sus funciones, 73% de los mexicanos esperan que sean sus compañeros quienes les expliquen el funcionamiento de las plataformas tecnológicas que faciliten su trabajo, mientras que en Japón, 36% prevé que el departamento de TI les dé la capacitación necesaria para adoptar las tecnologías.

67% de los empleados mexicanos señalaron que su desempeño laboral se ha visto favorecido por las herramientas sociales y 7% considera lo contrario; 7 de cada 10 encuestados podrían realizar un mejor trabajo si se les apoyara con herramientas sociales.

En nivel regional, 46% de los empleados consideran que no hay suficiente colaboración en sus lugares de trabajo y que las herramientas sociales podrían promover un mejor trabajo en equipo. 72% de los empleados les gustaría participar más en las decisiones sobre la incorporación de tecnologías y herramientas nuevas en sus compañías.

En el mundo, quienes trabajan en el área de TI, minería, petróleo, gas y telecomunicaciones, son quienes utilizan más las herramientas sociales en comparación con quienes trabajan en otros sectores como gobierno. Asimismo, la industria creativa, como editoriales y medios, se inclinan por usar más redes sociales externas y news feeds.

Roberto Calleja, Director de Office de Microsoft México, señaló que la adopción de las herramientas tecnológicas, se refleja en las actividades laborales de los empleados; aunque éstas son relativamente nuevas desde el punto de vista empresarial, donde los empleados, socios y clientes las usan para establecer conexiones, relaciones e interactuar.

De acuerdo con Microsoft, si se implementa de manera adecuada, lo social-empresarial puede impulsar el valor de los negocios al mejorar la forma en que los empleados se conectan, comparten información y trabajan en diferentes equipos y geografías. 

Kurt DelBene, presidente de la División Office de Microsoft, comentó que en la medida en la que la colaboración y las comunicaciones evolucionen se unificarán y integrarán en las aplicaciones de manera que acelerarán la colaboración y transformarán por completo la forma en que se trabaja.