La información recopilada por el estudio sirve para que los publicistas y comunicadores puedan crear campañas que atraigan a los millones de usuarios de televisión e Internet.

¿Qué sucede el la “psique” de las personas y cómo se relacionan e interactúan emocionalmente con pantalla que ven a nivel personal? Estas preguntas fueron las que plantearon un reciente estudio de BBDO Worldwide y Microsoft Advertising para comprender la relación emocional de los consumidores con la televisión, las computadoras y dispositivos móviles. 

 

¿Qué se descubrió? El estudio arrojó los siguientes comentarios respecto a los aparatos y pantallas:  

  • El televisor es un viejo amigo confiable y entretenido… fue considerado como el compañero que se sienta cómoda y pasivamente en la casa. No obstante, su percepción es diferente entre los distintos países y grupos de edad, especialmente en Rusia y China, donde la televisión surgió como algo que se debía usar con cautela, porque era propiedad del estado.
  • La PC es como un hermano mayor… es percibido como  alguien de quién aprender, a quién presumirle y con quién competir. Es mucho más confiable que el televisor, especialmente en los países orientales y entre los consumidores más jóvenes, quienes pueden controlar y elegir el contenido en sus computadoras. 
  • El dispositivo móvil es como un “nuevo amante”… Los dispositivos son más personales, ya que se tiene más una relación cercana. El usuario desea llevarlo a todas partes y en todo momento. Es una relación que apenas comienza y, como tal, abarca todos los grupos de edad y países debido a su “novedad”. Las tablets son, de hecho, una especie de combinación de las demás pantallas.

Marc Bresseel, vicepresidente de Mercadotecnia Global en Microsoft Advertising, comentó que la investigación demuestra la forma en la que los consumidores se relacionan con los dispositivos que utilizan cotidianamente, lo cual hace más sencillo que los profesionales de la mercadotecnia y creativos entiendan, para ajustar sus mensajes.

 

Para que los mensajes móviles sean eficaces, deben reconocer la naturaleza personal de este medio. Lo que funciona en la televisión o en otras pantallas no necesariamente funcionará en los dispositivos móviles. Los mensajes deben ser relevantes, significativos y útiles. Se recomienda ser íntimos, interesantes, discretos y hacer sentir al usuario que pertenece. Para los publicistas, el formato de la publicidad para las tablets necesita reflejar la “personalidad” del dispositivo.

 

La publicidad en la PC puede ser particularmente adecuada para llegar a los consumidores más jóvenes. Aunque necesita ser algo de lo que se pueda aprender, compartir o presumir. Debe enseñar, desafiar y apelar al espíritu competidor del usuario. 

 

Entre las conclusiones del estudio se destaca que nunca hubo un mejor momento para la publicidad en televisión. Ya sea que se vea en una pantalla de televisión, en una PC (utilizada como televisor) o en un Xbox, los públicos son receptivos y esperan que se les entretenga y divierta. La televisión es un medio poderoso, y los publicistas deben continuar produciendo anuncios para ella.

 

Al respecto, Simon Bond, director ejecutivo de Mercadotecnia en BBDO Norteamérica, señaló que los importante es saber cómo interactúa la gente con esas pantallas hoy y no cómo lo hará dentro de cinco años. “Aunque algunos profesionales de la mercadotecnia pueden haber dominado las pantallas individuales, nadie las ha dominado todas. Cuando la publicidad se optimice para esas pantallas, podrá atraer a ‘los siguientes mil millones de consumidores’, especialmente en países como la India, donde existen más de 100 millones de usuarios de computadoras, o en China, donde hay el triple de usuarios móviles”.

 

Con este estudio se pretender apoyar a los profesionales de la mercadotecnia para cautivar a “los siguientes mil millones de consumidores”.

 

La investigación elaborada por BBDO, Microsoft e Ipsos utilizó técnicas de proyección, interpretación de imágenes y análisis cuantitativo y cualitativo para recopilar las respuestas de más de 1,500 consumidores en Arabia Saudita, China, Estados Unidos, Reino Unido y Rusia.