Este 2021 será el año que veremos cambios importantes en el espacio de trabajo; sin embargo, la transparencia, la colaboración cara a cara, la tecnología y la flexibilidad ganarán más relevancia que nunca al interior de las organizaciones, para ayudar a sus colaboradores a trabajar de forma más eficiente y cómo más les gusta.

 

 

Aunque el trabajo en casa ha traído una gran flexibilidad al estilo de vida de las personas, también es cierto que muchas de ellas extrañan verse cara a cara con sus amigos de la oficina o miembros de su equipo: de acuerdo con el reporte The State of Remote Work, elaborado por monday.com, 44% de los colaboradores echa de menos a sus compañeros de trabajo, mientras que 21% desea volver a almorzar con ellos.

d90659cb bf13 47b1 9755 da5433ffc782 Board with elements

No obstante, cuando sea momento de regresar a la oficina, la dinámica en los espacios de trabajo será distinta, al menos en el corto y mediano plazo. “A pesar de que la pandemia ha cambiado la forma en la que operan las empresas, la colaboración cara a cara y la interacción no dejará de ser la clave para alcanzar el éxito, pues a lo largo de estos meses, los equipos han acudido a la tecnología para ser más ágiles y productivas, lo que nos lleva a pensar que las oficinas del futuro tenderán a ser más transparentes, digitales, colaborativas, seguras y móviles”, afirma, el Sistema Operativo de trabajo en el que cualquier persona puede crear las herramientas que necesita para realizar todos los aspectos de su trabajo.

 

En este sentido, comparto 5 aspectos que comenzarán a definir la dinámica de los espacios de trabajo en un futuro marcado por una nueva normalidad:

Equipos basados en la tecnología

El trabajo remoto cambió el esquema de muchas empresas, la forma en la que se desenvuelven y organizan los equipos para realizar sus proyectos del día a día. En consecuencia, el uso de la tecnología en el regreso a las oficinas, permitirá diseñar flujos de trabajo que no solo les ayude a realizar sus actividades de manera eficiente, sino que le permita a cada integrante trabajar bajo sus propios términos, sin dejar de lado la productividad y la entrega de resultados.

 

Una dinámica más transparente e intuitiva

Con el regreso de una dinámica más acelerada a los espacios de trabajo, los departamentos de liderazgo comenzarán a encontrar nuevos desafíos para dar seguimiento a proyectos, gestionar tareas y delegar nuevas responsabilidades. Esto les llevará a hacer uso de herramientas digitales que les permitan planificar una rutina más ágil basada en la transparencia, permitiendo a las organizaciones crear un fuerte sentido de pertenencia entre los colaboradores, aprovechar la inteligencia colectiva y, más importante aún, dar un mensaje de plena confianza a sus empleados para una cultura más responsable.

Con procesos más automatizados e inteligentes

La automatización de procesos será la clave para ayudar a diversos negocios a restablecer un ritmo de trabajo óptimo, eficiente y enfocado a grandes resultados. En este sentido, las empresas empezarán a desarrollar flujos de trabajo cada vez más inteligentes, permitiendo a los colaboradores enfocarse en las tareas de mayor impacto. Se prevé que para el 2023, el 40% de las empresas estará utilizando plataformas en la nube para automatizar su trabajo.

Tecnología para impulsar el bienestar y la productividad

A fin de cuidar el bienestar de las personas, las organizaciones buscarán diseñar espacios que favorezcan la productividad a través de dispositivos de comando por voz o contactless, para evitar el contacto con diversas superficies, al tiempo que ofrecerán recursos que ayuden a sus trabajadores a administrar su tiempo para terminar su jornada laboral lo antes posible o continuar a distancia si es necesario, haciendo de las oficinas espacios cada vez más flexibles. Esto porque 60% de los colaboradores espera una mayor inversión tecnológica por parte de las empresas ante el regreso a las oficinas.

 adeolu eletu unRkg2jH1j0 unsplash

Enfocados en una “única fuente de la verdad”

La transformación digital acelerada por la pandemia está llevando a las empresas a aumentar la adopción de nuevas tecnologías y, en consecuencia, a generar más información que nunca. La adopción de sistemas y plataformas capaces de consolidar los datos será clave para que los colaboradores y los líderes de equipo puedan tomar más y mejores decisiones de negocio.

Este 2021 será el año en donde veremos cambios importantes en el espacio de trabajo; sin embargo, la transparencia, la colaboración cara a cara, la tecnología y la flexibilidad ganarán más relevancia que nunca al interior de las organizaciones, para ayudar a sus colaboradores a trabajar de forma más eficiente y cómo más les gusta.