El puesto de control de seguridad del sur de la terminal doméstica de Atlanta instala sistemas de carriles de control automatizados por tomografía computarizada.

 

Delta TSA

Delta, el Aeropuerto Internacional de Atlanta Hartsfield-Jackson y la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) están acelerando las líneas de seguridad para que los viajes domésticos desde Atlanta sean más rápidos y sin problemas, mejorando los protocolos de salud y seguridad en todos los puntos de control.

La Terminal Sur de Atlanta es la primera en Estados Unidos en convertirse en carriles de control de alta tecnología, para hacerlo más eficiente, ya que los nuevos carriles permiten mantener los aparatos electrónicos y los líquidos aprobados en los bolsas de mano.

El puesto de control de seguridad se convertirá en sistemas de carriles de control automatizados por tomografía computarizada (CT-ASL). Los usuarios no tendrán que sacar de sus bolsos o mochilas los aparatos electrónicos y los líquidos aprobados en sus bolsas de mano, lo que ayudará a transitar el puesto de control con mayor fluidez y con menos puntos de contacto.

De acuerdo con pruebas realizadas, los equipos de Delta han visto a los clientes moverse a través de la seguridad del aeropuerto casi 20% más rápido usando esta tecnología.

La TSA ha ajustado sus operaciones de seguridad durante la pandemia implementando medidas proactivas y de protección en los puestos de control de seguridad para que el proceso de inspección sea más seguro: el instalar protectores de plexiglás y marcadores de distancia segura en los aeropuertos de todo el país, el requerir a los agentes que utilicen mascarillas faciales y guantes, el limpiar cada hora los equipos de inspección de alto nivel y contenedores, así como otras superficies en los aeropuertos de todo el país diariamente.

Asimismo, los nuevos carriles presentan devoluciones de contenedores totalmente automatizadas y cargas de doble bandeja, lo que significa que los viajeros pueden dejar los contenedores sobre la banda tan pronto como estén listos y no necesiten apilar sus contenedores después de pasar por el control de seguridad.