Si bien las apps de videos cortos incursionaron en nuestras vidas como plataformas de entretenimiento, su popularidad les ha permitido convertirse en canales de venta digital donde las marcas pueden conectar de manera personalizada con las audiencias.

Los videos cortos y las transmisiones en vivo están brindando mejores experiencias de compra a los usuarios, además de información más vívida sobre los productos que consumen

 

Más allá de ser una alternativa de entretenimiento digital, las apps de videos cortos están permitiendo a las marcas encontrar nuevas formas de conectar con las audiencias; aprovechando su popularidad y fuertes atributos sociales para promover la difusión y compra de productos entre las comunidades digitales.

Más allá de la viralidad, estas aplicaciones parecen estar transformando el futuro del e-commerce a nivel global a partir de cuatro aspectos importantes: aaron weiss x6XZ jp0g8 unsplash

Generan conexiones más reales y profundasEl hecho de que estas apps se encuentren a un tap de distancia, ha provocado que tanto marcas como consumidores convivan a lo largo del día, pues se calcula, que 45% de las personas mira más de una hora de videos por semana, ya sean de campañas pagadas, contenidos originales o challenges que logran enganchar a los usuarios, tejiendo así conexiones cada vez más fuertes.

Innovan el discovery buyingA diferencia del e-commerce convencional, los videos cortos representan una manera diferente de descubrir nuevas marcas o negocios, a través de experiencias innovadoras basadas en el entretenimiento social-digital, otorgando la posibilidad de transformar a sus followers en embajadores, pues los factores que impulsan las decisiones de compra de los consumidores provienen de las opiniones de los usuarios o del intercambio de las experiencias de compra que muestran a los productos en escenarios reales.

Revolucionan el storytelling de las marcasLa creación de historias reales por parte de los followers, muestra de manera transparente las posibilidades que tiene el producto o servicio de generar un impacto positivo en las personas; algo difícil de lograr mediante solo textos o imágenes. Compañías como Krispy-Kreme o Huawei han utilizado las ventajas del tráfico de Likee para llegar a millones de mexicanos gracias a la practicidad de los vídeos cortos o transmisiones en vivo, estimulando la creación de contenido, pues se calcula que las personas llegan a subir hasta 2.5 videos por día a redes sociales.

Relación con nuevas generacionesLa popularidad de estas plataformas en los sectores más jóvenes de la sociedad, es otra señal de los cambios en el consumo digital, pues hoy en día, la Generación Z representa a 32% de la población mundial con 7,700 millones de personas, al tiempo que se estima que este segmento significa un poder adquisitivo de 44 mil millones de dólares anuales. Con el aumento de la demanda de estos consumidores, las apps de videos cortos pueden ayudar a las marcas a llegar a cada uno de estos potenciales compradores. Ejemplo de ello, es el alcance que plataformas como Likee han logrado a través de campañas, hashtags y transmisiones en vivo, pues el número total de participantes ha excedido los 10 millones, además de que las marcas que se han sumado a estas actividades, pertenecen a distintas industrias, tanto de electrónica, alimentos, cosméticos y fashion.

La fiebre de los videos cortos está en su punto más alto del entretenimiento, sin embargo, aún tienen un área de oportunidad de negocio que las marcas pueden aprovechar como un canal valioso de comunicación con los usuarios.