Tecnologías de video-llamadas, citas en línea y conversaciones con asistentes virtuales han predominado entre usuarios para mitigar sentimientos de soledad.

 

 

Con la proximidad del Día de San Valentín y el aniversario de las primeras órdenes de confinamiento, podemos concluir que la práctica de formar nuevas relaciones ha experimentado un cambio sin precedentes durante los últimos 11 meses. Aunque la noción de encontrar pareja de manera virtual no es nada nuevo, la etapa de interacción y experiencias en persona se ha restringido o eliminado del proceso habitual debido a la pandemia. Esta limitación de contacto humano, como lo revela el informe “El amor y la soledad” de Kaspersky, ha generado sentimientos de aislamiento, desapego y soledad en personas de todo el mundo.

 

unnamed 5084% de las personas admitió que se sentían más solas ahora que antes de la pandemia al no poder ver a familiares, amigos y colegas. Esta falta de contacto humano llevó a que 64% de los jóvenes de 18 a 24 años y 66% de los de 25 a 34 años a que pasaran más tiempo usando la tecnología que antes del confinamiento. De hecho, tecnologías de video-llamadas, citas en línea, juegos en línea, chatbots o incluso, la realización de conversaciones con asistentes virtuales como Alexa, fueron actividades predominantes para mitigar los sentimientos de soledad.

 

La generación Z y los millennials han sido los más afectados ya que sus rutinas de reuniones sociales frecuentes y citas se detuvieron. Además, son los grupos de edad más propensos a incursionar en innovaciones y la tecnología.

 

En medio de la vida en confinamiento, tanto las apps y sitios de citas en línea tradicionales, como el uso habitual de estos han evolucionado. Como tal, el formar relaciones con la tecnología basada en la Inteligencia Artificial (IA) ha pasado de ser una tendencia al eje de la sociedad a convertirse en la mejor alternativa en la realidad actual. A medida que las personas continúen intentando realizar conexiones interpersonales con menos interacción humana, es posible que estemos en la cúspide de un aumento en la tecnología de inteligencia artificial, robots y relaciones virtuales.

 

Mientras las políticas de confinamiento continúen en todo el mundo, las personas continuarán familiarizándose, confiando, dependiendo y siendo creativas con la tecnología y las aplicaciones que utilizan. Y a medida que los sentimientos de soledad se intensifiquen, es justo y comprensible deducir que la idea de la compañía, cercanía o consuelo artificial ya no sea tan extraña como antes.

 

Como siempre, es importante estar al tanto de los posibles riesgos de seguridad a los que nos exponemos al interactuar con otras personas mediante el uso de tecnología ya que es muy fácil que alguien pueda crear un perfil falso para interactuar con nosotros con malas intenciones. Así como el año pasado se subrayó la necesidad por mayor educación sobre estafas de phishing, fake news, malware, protección de datos, VPN o la importancia de utilizar contraseñas fuertes, la concientización, el uso del sentido común y los buenos hábitos digitales son los que mantendrán a las personas, y a sus datos, seguras.

Otros puntos clave revelados por el estudio son:

  • Si bien el COVID-19 intensificó los sentimientos de soledad, es algo que ya estaba en aumento: cuatro de cada 10 personas que dice sentirse sola durante la pandemia, también se sintió de la misma manera antes del brote del coronavirus y las órdenes de confinamiento.
  • Los adultos jóvenes (de 18 a 30 años), las personas de bajos ingresos y aquellos que viven solos corren un mayor riesgo de sentirse solos durante la pandemia.
  • Es más probable que los jóvenes busquen el contacto 'humano' a través de la tecnología: la investigación encontró que la falta de contacto humano llevó a que 64% de los jóvenes de 18 a 24 años y 66% de los de 25 a 34 años pasaran más tiempo usando la tecnología que antes de la pandemia.
  • La investigación encontró que más de una cuarta parte de los encuestados busca combatir la soledad ayudando a otros o formando parte de iniciativas comunitarias.
  • Las generaciones de adultos mayores también se han visto impactadas, con el 64% de la demografía de Baby Boomer y Silent Generation expresando que la tecnología ha ayudado a combatir su soledad.
  • Algunos expertos predicen que para 2050 las relaciones e incluso, los matrimonios, con robots serán la norma.