Síguenos en

  RSS Google + Facebook Twitter

Addictware Logo

 

En 2017, se identificaron 23 familias de malware que usan contenido pornográfico para ocultar su verdadera funcionalidad.

17% de los usuarios móviles en México se enfrentaron con algún malware durante el 2017, recibiendo programas maliciosos que usaban contenido para adultos para incitarlos a instalarlos en sus dispositivos, informó el estudio Amenazas cibernéticas que enfrentan los usuarios de sitios web y aplicaciones para adultos", de Kaspersky Lab. image001 1

Durante la investigación, los especialistas identificaron 23 familias de malware que usan contenido pornográfico para ocultar su verdadera funcionalidad.

La investigación mostró que, al descargar una aplicación pornográfica desconocida, los usuarios pueden infectar sus dispositivos con los llamados clickers. Tras la infección, el malware comienza a hacer clics en enlaces de anuncios o intenta suscribir al usuario a un servicio de paga WAP para agotar su crédito móvil prepagado.

Los troyanos bancarios disfrazados de reproductores de video porno ocupan el segundo lugar entre los tipos más extendidos de malware accionado por la pornografía. Le siguen el malware con acceso root y el ransomware; este último, a menudo viene en forma de aplicaciones legítimas para sitios pornográficos conocidos. En muchos casos, el ransomware porno usa tácticas de scareware: programa malicioso en la computadora que bloquea la pantalla del dispositivo y muestra un mensaje que indica que se ha detectado contenido ilegal en el dispositivo y que en consecuencia, el dispositivo se ha bloqueado. Para desbloquearlo, la víctima debe pagar un rescate.

Para evitar problemas con el malware o fraude cibernético relacionado con contenido para adultos, se aconseja:

  • Respecto del contenido para adultos, usar solo sitios Web que sean confiables. A menudo, los ciberdelincuentes crean sitios pornográficos falsos con el propósito de infectar a las víctimas con malware.
  • No instalar aplicaciones para Android de fuentes desconocidas, incluso si le prometen acceso al contenido que estaba buscando. En su lugar, usen aplicaciones oficiales de fuentes confiables, como Google Play.
  • Eviten comprar cuentas hackeadas para sitios Web pornográficos. Es ilegal y dichas cuentas pueden estar bloqueadas en el momento de la compra.
  • Usar una solución confiable de seguridad para Internet que pueda proteger todos sus dispositivos contra cualquier tipo de amenazas cibernéticas.