Síguenos en

  RSS Google + Facebook Twitter

Addictware Logo

 

Las pruebas evaluarán los requerimientos de red para soportar las operaciones de drones en redes futuras y para aplicaciones más demandantes en confiabilidad, desempeño y seguridad.

qualcomm logoQualcomm Technologies y AT&T probarán Sistemas de Aeronaves No Tripuladas (UAS) o drones en redes comerciales LTE 4G, con el objetivo de analizar cómo pueden operar de forma más segura en dichas redes y en las futuras, incluyendo 5G, así mismo se examinarán los elementos que podrían impactar las operaciones futuras de los drones.

Matt Grob, vicepresidente ejecutivo y director de tecnología en Qualcomm Technologies, precisó que se analizará la cobertura, señal, fuerza y movilidad en las celdas de red y cómo funcionan durante el vuelo; asimismo, se busca ayudar a habilitar las operaciones futuras de los drones, como Beyond Visual Line of Sight (BVLOS) de acuerdo con las regulaciones. Esta capacidad de volar más allá del campo visual facilitaría la entrega, inspección remota y exploración exitosa.

“Conducir las pruebas con un operador con el alcance y la tecnología de AT&T es un paso importante en el desarrollo de tecnologías de conectividad para los sistemas de aeronaves pequeñas no tripuladas, incluyendo la optimización de redes LTE y la evolución de la tecnología 5G para drones", mencionó Matt Grob.

Por su parte, Chris Penrose, vicepresidente sénior de Soluciones IoT en AT&T, señaló que muchos de los beneficios de los drones, incluyendo entrega, inspecciones y búsqueda y rescate, requerirán de una conexión segura y confiable, de manera que la conectividad LTE tiene el potencial de proporcionar planes de vuelo óptimos, transmitir autorizaciones de vuelo, rastrear la ubicación de drones y ajustar las rutas de vuelo en tiempo casi real.

Las pruebas de UAS se basarán en la plataforma de desarrollo de drones Qualcomm Snapdragon Flight, diseñada para ofrecer capacidades superiores de control y navegación. La tecnología se usa en drones comerciales, y proporciona procesamiento de sensores de alta fidelidad, localización precisa, navegación visual autónoma y videografía 4K.

Las pruebas iniciarán a finales de septiembre en el Campus de San Diego de Qualcomm Technologies, específicamente en el Centro de Vuelo UAS autorizado por la Administración Federal de Aviación (FAA).