Se entregarán hasta 76 cápsulas de despliegue rápido para ayudar a regresar a casa a las tropas militares infectadas con el COVID-19.        

               

Los equipos de la división de Operaciones Técnicas de Delta (TechOps) y Delta Flight Products se unieron para convertir docenas de contenedores de carga de 12 metros de un solo uso en cápsulas de atención hospitalaria reutilizables y de rápido despliegue; de manera que las fuerzas armadas de los Estados Unidos usarán cápsulas médicas para llevar de forma segura a sus miembros que hayan contraído COVID-19 hacia sus hogares o hayan estado expuestos a otros agentes infecciosos. Delta militares COVID19

Don Mitacek, Vicepresidente Senior de Operaciones Técnicas de Delta, explicó que el programa se realiza en asociación con la Fuerza Aérea de EE. UU., UTS Systems y Highland Engineering; y es un esfuerzo que integra a ingenieros, maquinistas y personal técnico de TechOps y Delta Flight Products.

Cada cápsula está diseñada para transportarse dentro de aviones militares. Las cápsulas están diseñadas con compartimentos de presión negativa con filtración HEPA para prevenir la propagación de patógenos y tienen un compartimento que alberga la cantidad adecuada de asientos y literas: camillas militares especializadas.

En las cápsulas caben hasta 32 asientos que pueden reemplazarse por literas según las necesidades de salud de los miembros del ejército.

Mike Moore, Vicepresidente Senior de Operaciones de Mantenimiento y Servicios MRO de Delta, expresó que sus equipos han cambiado rápidamente su enfoque para aplicar sus habilidades y satisfacer cualquier necesidad que tengan los socios o comunidades.

 

De las acciones que Delta ha realizado para combatir el COVID-19 abarcan:

 

  • Fabricación de protectores faciales para trabajadores de la salud: asociación con el Centro de Innovación Médica de Georgia para fabricar protectores faciales dirigidos a los trabajadores de la salud en Estados Unidos, con una capacidad de producción ampliada destinada a 5,000 por día.
  • Donación de 90 toneladas de alimentos a los necesitados: se proporcionaron alimentos a hospitales, bancos de alimentos comunitarios y otras organizaciones del mundo para apoyar a las personas que lo requieren, así como a aquellos que trabajan incansablemente en la primera línea de batalla de la pandemia del COVID-19.
  • Apoyo ampliado para voluntarios médicos que viajan a la primera línea de batalla: viaje gratuitos a voluntarios médicos que se dirigen a las áreas más afectadas de EU como parte del apoyo de Delta a los trabajadores médicos de primera línea de batalla que prestan ayuda.
  • Protección rigurosa para los pasajeros durante su viaje: implementación de cambios para proteger la seguridad de los clientes. Máscaras faciales para los empleados, implementación de un nuevo proceso de abordaje, extensión de los esfuerzos de distanciamiento social y nuevo estándar de limpieza.