Escuchar a los colaboradores, valorar sus ideas y permitirles mejorar sus procesos de trabajo basados en su conocimiento, facilitan la obtención de resultados satisfactorios.

 

Para lograr una cultura organizacional exitosa en las empresas o instituciones, se debe tomar en cuenta a todos los colaboradores que laboran en ella, porque esto ayudará a crear una cultura llena de ideas enfocadas en resolver problemas reales, destaca Alejandro Kasuga. ALEJANDRO KASUGA baja

 

El empresario con ascendencia japonesa y autor del nuevo libro “Kizukai®, "Kaizen aplicado a la cultura organizacional", precisa que la metodología Kizukai, toma como base y centro al capital humano e involucra a todos los niveles de la organización bajo un mismo objetivo, que es generar ideas de mejora que impacten los procesos de trabajo diario.

 

Cuando las empresas e instituciones implementan la metodología Kizukai, pueden ver algunos de los siguientes beneficios:

1. Generación de ideas de mejora enfocadas a la solución de problemas reales.

2. Incremento del nivel de compromiso y colaboración de la gente.

3. Desarrollo de una cultura organizacional basada en la mejora continua

4. Fácil implementación de la metodología a todas las personas, sin importar nivel académico o puesto en el organigrama.

5. Medición de los factores no visibles que pueden impactar en los resultados de una organización y en la relación empresa – persona.

 

A lo largo de mi trayectoria me he percatado de que uno de los errores más comunes en temas organizacionales es que en las empresas, al desarrollar su plan de cultura organizacional, no toman en cuenta a los expertos en el área que son los que hacen el trabajo diario. Con la metodología Kizukai buscamos enseñar a las organizaciones a escuchar a su gente, a darle valor a sus ideas y permitirles mejorar sus procesos de trabajo basados en el conocimiento innato de todos los colaboradores”, comentó Alejandro Kasuga.

 

La metodología permite crear ideas de mejora enfocadas a la solución de problemas reales, aumenta el nivel de compromiso y proactividad de los colaboradores e involucra a todos sin importar su nivel académico o jerarquía.