Nokia deja morir su OS sin dar oportunidad a que explorar el potencial de Anna, Belle y Meego; apostando a un sistema impuesto que tiene camino por recorrer para cautivar a los consumidores.

megc 2Muchos aplaudieron el acontecimiento, otros nos resignamos a dar tiempo a que sucediera lo predicho, con la alianza entre Nokia y Microsoft, la plataforma Symbian y sus versiones tan esperadas: Anna, Belle, y el sistema operativo MeeGo, tendrían poco impulso. 

Hasta hace un par de años, la firma finlandesa era el Ser Supremo en comunicaciones móviles y no se veía quién pudiera desbancarlo de la posición en la que estaba. Sin embargo, los competidores se dieron a la tarea de innovar y lo han logrado. Hoy, el sistema operativo de Nokia pierde participación de mercado, de acuerdo con IDC, al segundo trimestre del año, en nivel mundial, la demanda de equipos Symbian y MeeGo declinó. 

Si hablamos de los equipos Nokia, fueron famosos por sus modernos diseños, su Resistencia, buena recepción, de manera que se ganaba la lealtad del usuario. Ahora que sucede, en nuestra opinión, la empresa tardó en reaccionar ante la avasallante competencia, con diseños más atrevidos, delgados, pequeños, grandes, enfocados en los diferentes gustos de los nichos de mercado, esto dejando a un lado el desarrollo de los sistemas operativos y las aplicaciones. 

Trás el acuerdo con Microsoft, era clara la intensión del gigante del software: todos los smartphones de Nokia debían incluir el sistema operativo de las ventanas, sin importar que éste no ofrezca la mejor experiencia al consumidor.

Como vemos el escenario, los sistemas que imperarán en el mercado son Android, iOS y Windows Phone, pero y ¿RIM?, como lo hemos mencionado en otras editoriales, urge se transformarse y redefinir sus estrategias para mantener a los usuarios que tiene cautivos.

¿Qué esperar de WindowsPhone? Como se anunció en su lanzamiento, la próxima actualización de Windows Phone 8 promete un navegador más optimizado, con una rápida ejecución de JavaScript que Internet Explorer 9 en Windows Phone 7.5.

Sin duda, lo que podemos augurar es mayor interacción con nuestras diferentes plataformas Microsoft como es el caso de la paquetería de Office, con nuestra consola de videojuegos Xbox; además de que suponemos seguirá con su interfaz fácil e intuitiva, aunque no le caería mal un rediseño más atrevido y menos cuadrado; también tendrá que resolver su incompatibilidad con la plataforma Flash y mejorar su desempeño para ejecutar diversas aplicaciones al mismo tiempo, y por supuesto, enriquecer la variedad de aplicaciones disponibles en el market.

Habrá qué esperar el acomodo de las plataformas de Windows, y recordar a Symbian como el OS que tuvo todo y fue extinguido por sus propios creadores.

Te recuerdo, síguenos en Twitter @addictware y en FB/addictware

¡La tecnología también es una adicción!