Para ser más consistentes en promover el uso de las TIC, es necesario dejar de ser protagonistas y unirse para ejecutar acciones que den continuidad a largo plazo, que trascienda cada presidencia de cámaras, asociaciones y sexenios.

megc_2Se anunció con bombos y platillos en semanas pasadas la entrega de la Agenda Digital Nacional (ADN) a miembros del Poder Legislativo, pero ¿cuánto compromiso existe de parte de los  involucrados para ver resultados tangibles y avanzar en conjunto? En el periodismo tecnológico me he desempeñado por más de 10 años y he visto diversos “planes e iniciativas” que buscan la misma meta. Al final, esfuerzos aislados que obedecen a intereses particulares y una industria cada vez más desunida.

 

El ADN fue creada para impulsar el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC) entre personas, organizaciones y entidades de gobierno para aumentar la competitividad del país; además de eliminar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en las telecomunicaciones. Objetivos nada diferentes al “Plan Visión México 2020” presentado en 2006 también por la AMITI, CANIETI y FMD, con la meta clara  de que para el año 2020, México se ubicara en la posición número 20 entre los países más competitivos y definieran iniciativas contenidas en las políticas públicas para el uso adecuado de las tecnologías de información y comunicación.

 

Si desde sus orígenes Visión México 2020 fue tan "bien" planeado e impulsado, ¿por qué crear un ADN? ¿Qué no resulta más sencillo sumar empresas y objetivos, que crear iniciativas a diestra y siniestra? En mi percepción, estos múltiples proyectos carecen de seguimiento y sólo buscan fondos de las empresas del sector para ejecutar acciones, que no son finalizadas.

 

¿Cómo lograr impulsar un ADN y Visión México 2020, cuando por otra parte, cierto grupo de instituciones y empresas de la industria impulsan la aprobación de ACTA y promueven diversas iniciativas de ley que reducen las posibilidades para reducir la brecha digital y llevar las TIC a todo rincón del país?

 

Recientemente hemos visto que se retomó la batalla contra Telmex, de parte de cableros y otros proveedores de servicio; sin embargo, si bien la telefónica de Slim no es la mejor en calidad de servicio, es de las pocas que puede presumir de impulsar el uso de las tecnologías de información y comunicación a través de sus diversos proyectos, que apoyan a la sociedad. Y no por ello dejo de decir que puede mejorar en mucho sus servicios y mejorar los costos.

 

Y qué decir de una de mis empresas favoritas, IBM que tiene diversas iniciativas para impulsar el uso del cómputo y motivar a la población en su uso; y no habló sólo de donación de equipos sino de estrategias trazadas a largo plazo que buscan la mejor calidad de vida de la sociedad.

 

Quizá existan más ejemplos de empresas que contribuyen desde su trinchera a la reducción de la brecha digital, pero los mencionados son para mí, los más tangibles.

 

Es necesario dejar de ser protagonistas y unirse para ejecutar acciones que den continuidad a largo plazo, que trascienda cada presidencia de cámaras, asociaciones y sexenios.

 

Visión México 2020 planteaba que las TIC transformaran el sistema educativo mexicano por completo eliminado el rezago educativo en la población económicamente activa por medio de programas de alfabetización digital, esto significaba que toda la educación estuviera en línea, desde la básica hasta posgrados. ¿Cómo hacer esto, cuando la pobreza limita las posibilidades de la niñez?

 

El escenario para la ADN pareciera más complicado, cuando el crimen organizado ya es una industria y para muchos niños y adolescentes una alternativa para salir adelante.

Demos tiempo para ver hasta dónde llegan las intenciones de promover el desarrollo del capital intelectual, la innovación, para ofrecer productos y servicios de mayor valor agregado; así como para la mejora de calidad de vida.