Tras el deceso de un ser querido, el primer gasto que tienen que afrontar los familiares es el funeral, lo cual puede representar un golpe fuerte a su economía. Por ello, un seguro o un plan funerario pueden apoyar en los gastos.

 

Logo RastreadorMorir conlleva, en la mayoría de las ocasiones, un gasto inesperado y fuerte para los deudos. Sin embargo, dicho gasto depende de los paquetes que se contraten para honrar la memoria del fallecido.

 

De acuerdo con el Sondeo de precios y características de paquetes funerarios, publicado por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en julio de 2019 el costo de un paquete funerario básico, con inhumación o cremación, rondaba entre los $3,000 y los $45,000 pesos. A pesar de ello, el costo de un servicio funerario en la capital del país puede alcanzar los $200 mil pesos.

 

Por ello, con cualquier tema relacionado con el dinero, lo mejor siempre es prevenir. La muerte forma parte de la vida y, en este sentido, es importante reconocer que es posible prever desde ahora el gasto que los familiares o allegados tendrán el día en que ya no se esté físicamente.

 

Por fortuna, existen un par de opciones que pueden compararse de forma tranquila y no en un momento confuso: los planes funerarios y el seguro de gastos funerarios. Si bien ofrecen servicios similares, operan de forma diferente. En general, su diferencia radica en que el seguro brinda una suma asegurada o reembolsa a los beneficiarios para cubrir los gastos del deceso, y el plan brinda todos los servicios funerarios.

 

Por otro lado, un plan es vitalicio, es decir, no vence y se transfiere a otros familiares de la persona. En el caso del seguro, es necesario renovarlo cada año o de manera automática.

 

Tras el deceso de un ser querido, el primer gasto que tienen que afrontar los familiares es el funeral, lo cual puede representar un golpe fuerte a su economía. Por ello, un seguro o un plan funerario pueden apoyar en los gastos.

 

Es importante destacar, que tanto el seguro como el plan, tienen servicios y coberturas distintos con beneficios pensados en diferentes necesidades, entre ellos asesorías, notificaciones a acreedores o beneficiarios; servicios fúnebres, repatriación, gestoría de trámites ante dependencias; servicios religiosos, asistencia jurídica, psicológica o médica; entre otros.

 

Así como hoy en día nos aseguramos a través de gastos médicos mayores, seguros de vida o pensiones, es crucial pensar en el futuro de quienes vayan a despedirnos y ahorrar. Hay un sinfín de opciones de planes y seguros en el mercado con diferentes servicios y coberturas. Por ello es necesario confrontar opciones para evitar que en el futuro los allegados adquieran deudas.

 

Ante ello, desde Rastreator.mx brindan una serie de consejos para mantener la tranquilidad financiera en el momento en que fallece un ser querido:

 

  • Comparar. Tómate un tiempo y conoce los diferentes planes y seguros que existen, y escoge el que mejor se adapte a tus gustos, necesidades y circunstancias particulares. Sólo comparando y comprobando los servicios que ofrecen, se puede escoger la mejor opción, congelar montos y obtener facilidades de pago.
  • Hablar. Una vez contratado el servicio, lo mejor será hablarlo con alguna persona designada para que conozca cómo actuar y así evitar que surjan gastos ante la confusión y el dolor. Por el contrario, empoderarás a la persona y familiares para tomar decisiones inteligentes respecto a las finanzas.
  • Designar un fondo de ahorro. Así como ahorramos con diversos objetivos en la vida como viajes, una casa o un auto, es recomendable ahorrar para el momento del deceso. Aunque se cuente con planes o seguros, algunos gastos pueden presentarse y el impacto de un fallecimiento puede ser mayor si no se cuenta con los recursos necesarios.

 

Esta es una oportunidad de dejar de ver el tema del deceso como tabú. Velar por la tranquilidad de nuestros allegados implica mucho más que los seguros de vida o los testamentos. El momento del fallecimiento es duro y evitar un gasto más a nuestros seres queridos contribuirá al gran legado de nuestra vida.