8 de cada 10 empresas en México cuentan con una combinación omnicanal para sus ventas (físicas y digitales).

 

PrestaShop logoYa sea que se trate de un negocio en moda, tecnología, u otro sector, el costo de envío representa uno de los principales motivos para el abandono de los carritos, la velocidad del mismo representa una amenaza significativa para que el usuario concluya sus compras. En vísperas de descuentos como lo son El Buen Fin, compartimos recomendaciones para disminuir el costo de envío en comercios electrónicos.

Las autoridades mexicanas y la iniciativa privada anunciaron que El Buen Fin en su edición 2020 se llevará a cabo del 9 al 20 de noviembre, esto como una medida específica para evitar aglomeraciones y contagios de COVID-19 en las tiendas físicas que ofrezcan descuentos a sus clientes. Sin embargo, se prevé que en esta ocasión las ventas serán totalmente omnicanales.

Si una tienda online no puede entregar los productos a tiempo, los clientes buscan alternativas de compras que ofrezcan lo que están buscando. Los precios accesibles de envío e incluso, envíos gratuitos son una magnífica idea, constituyen una poderosa herramienta de fidelización de clientes y contribuyen a reducir el número de carritos de compra abandonados.

Según el Reporte COVID 3.0 de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), 8 de cada 10 empresas en México cuentan con una combinación omnicanal para sus ventas (físicas y digitales), mientras que 20% reporta haber experimentado crecimientos mayores al 300% en el volumen de ventas en línea recientemente.

Bajo este contexto, todas las empresas de comercio electrónico tienen un común, independientemente del tamaño, el nicho y la experiencia, el envío es uno de los mayores retos para cumplir con la satisfacción del cliente. Hoy en día, la competencia en la industria en línea es tan grande que nuevas tiendas abren y cierran todos los días. La demanda en el sector del comercio electrónico genera más competencia, especialmente, en fechas de descuentos a nivel nacional.

Las grandes han modificado sus estrategias para ofrecer envíos gratuitos e incluso ofrecen programas para realizar las entregas en un día. Ante esto, las empresas pequeñas y medianas empresas pueden reducir los costos de envío y crear un plan de envío que funcione para el negocio:

1.- Combinar los costos de envío con el producto.

Al tratarse de una tienda en línea se debe encontrar la forma de ofrecer envíos gratuitos o bajo costos de envío sin perjudicar al negocio. La forma más común de que esto suceda es integrar los costos de envío en el precio del artículo. Finalmente, alguien tiene que absorber los costos y si se trata de artículos pequeños y económicos, un ligero aumento de precio puede pasar desapercibido por el cliente.

Mientras que el precio más barato generalmente gana, si no puede bajar demasiado, se debe encontrar una manera de hacerlo girar de manera más positiva. Investigar a los competidores e inspeccionar la oferta de costos, es clave en este proceso.

2.- Adaptar los empaques en proporción a los productos.

Si las dimensiones son más pequeñas, ocupan menos espacio en un camión de reparto y por consecuencia se reducen costos. Si los productos son pequeños y no son frágiles (como la ropa), se pueden enviar los pedidos en un sobre postal o en una bolsa de polietileno en lugar de cajas.

3.- Pesar los paquetes y reducir las dimensiones

Al utilizar el envío de tarifa plana, los paquetes más pesados ​​cuestan más para enviar. Además del peso, los transportistas consideran las dimensiones del paquete al calcular los costos de envío, hay que considerar invertir en una báscula para predecir mejor los costos y comprar las etiquetas de envío adecuadas.

4.- Pagar por adelantado el envío en línea

Como la mayor parte del mundo, la industria del transporte está incentivando el uso de sus funciones automatizadas. Pedir y pagar el envío en línea es casi siempre más barato, rápido y fácil. Incluso, ofrecen un trato preferencial a clientes frecuentes

5.- Consultar y comparar las tarifas de empresas de paquetería

Es probable que los productos tengan diferentes formas y tamaños. Para conocer opciones y reducir los costos de envío, no hay manera más eficaz que planificar y presupuestar de acuerdo a las constantes de ventas que se tienen en la tienda. Se recomienda utilizar plataformas de envío para acceder a descuentos comerciales.

6.- Reutilizar los empaques de los pedidos que se reciben.

Si se venden productos frágiles o productos que deban manejarse con cuidado, es probable que se gaste mucho en empaque para proteger los pedidos de los clientes. Ya sea plástico de burbujas u otras opciones de protección, los costos se acumulan con el tiempo, por ello, es aconsejable reutilizar los empaques que se reciba sin descuidar la calidad que merece el cliente.

 

El envío es un costo logístico inevitable cuando se ejecuta un negocio de comercio electrónico. Tener la estrategia correcta en su lugar ayuda a reducir los costos de envío y, en última instancia, a hacer crecer el negocio. Se debe cuidar la oferta que se ofrece a los clientes comparado con la competencia como una referencia y asegurarse de entregar lo que le promete.