Para el 2021 las empresas deben buscar mantenerse seguras al mismo tiempo que optimizan sus recursos. En materia tecnológica es imprescindible evaluar cuáles son las prioridades del negocio y sobre eso elegir una solución que se acote a sus necesidades y capacidad de inversión.

Miguel De la Torre Lumen TechnologiesEl 2020 definitivamente cambió los planes que todos teníamos. A nivel de negocios las compañías de todos los tamaños se enfrentaron a un panorama retador que puso a prueba el nivel de resiliencia de muchas empresas. Con un panorama más alentador propiciado por la aprobación de vacunas, las compañías de todo el mundo ya se preparan para el inicio de un nuevo año en el que las áreas tecnológicas no harán más que seguir cobrando una mayor importancia.

En los próximos años, el objetivo de los CIOs será mantenerse a la vanguardia para que sus compañías no pierdan relevancia. Desde mi punto de vista, hay una serie de elementos en materia tecnológica que las empresas de primer nivel deberán tomar en cuenta para arrancar el 2021 con el objetivo de, no solo permanecer a flote, sino estar a la cabeza en sus respectivas industrias.

Conectividad de alto desempeño

Al trabajar con clientes de distintos sectores he visto de primera mano cómo la acelerada adopción de herramientas tecnológicas ha permitido que ciertos negocios sean más resilientes, incluso en un panorama tan cambiante como el que trajo el COVID-19. El 2021 será un año en el que, aun cuando se prevé un escenario de menor incertidumbre con la distribución de vacunas, las empresas tengan que definir sus prioridades de adopción tecnológica, que en muchos casos se relacionarán con la velocidad de conexión.

 

La capacidad de enviar y recibir datos rápidamente, es decir, contar con una red de baja latencia que facilite la transferencia de información será prioritario. Con el incremento de la adopción de tecnologías como machine learning, bots de servicio al cliente vinculados a e-commerce y la activación de procesos automatizados a niveles industriales, las empresas que logren actualizar sus capacidades de conectividad serán las más resilientes. Además, con el boom de las ciudades inteligentes alrededor del mundo, el factor de velocidad y desempeño de conexión garantizado será esencial para liderar en soluciones corporativas innovadoras.

 

Seguridad garantizada

En un mundo donde las empresas líderes han migrado al menos un porcentaje de sus procesos o servicios a plataformas digitales, la seguridad informática es primordial. Contar con un servicio de monitoreo, identificación y respuesta ante amenazas cibernéticas que brinde protección en tiempo real es fundamental para ser una organización más resiliente.

 

Con el precedente de un año lleno de sorpresas, para el 2021 las empresas deben buscar mantenerse seguras al mismo tiempo que optimizan sus recursos. En materia tecnológica es imprescindible evaluar cuáles son las prioridades del negocio y sobre eso elegir una solución que se acote a sus necesidades y capacidad de inversión.

 

Por ejemplo, de acuerdo a datos de Forrester, casi una cuarta parte de las amenazas externas a la seguridad corporativa en 2019 fueron generadas por ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS). Tras un análisis llevado a cabo con cinco de nuestros clientes de DDoS existentes, Forrester concluyó que Lumen ofrecía un valor actual neto de aproximadamente $1.1 millones de dólares durante tres años con un retorno de inversión del 222%.

 

Productividad remota

Las recientes modificaciones a la Ley Federal del Trabajo (LFT) aprobadas por el Senado de la República Mexicana, que se refieren a las nuevas obligaciones que las empresas tienen con los colaboradores que trabajan vía remota, solo confirman que el trabajo a distancia llegó para quedarse. De hecho, más del 70% de nuestros clientes expresaron en una encuesta reciente que estiman continuar con esta modalidad laboral durante el 2021.

 

Este tema no está exento de desafíos. Runa -plataforma de nómina y gestión de Recursos Humanos- halló que el 54% de las compañías aún no ha implementado algún sistema para monitorear el trabajo remoto. Para asegurarse de que el trabajo se continúa llevando a cabo incluso a distancia las organizaciones pueden apoyarse de la tecnología. Para esto, las empresas líderes deberán adquirir soluciones que les permitan medir de forma simple y segura la conexión de sus colaboradores a sus redes corporativas en el tiempo y en la forma que sean necesarios.

 

Todos los ojos están puestos en el reinicio de actividades alrededor del mundo en 2021. La resiliencia empresarial dependerá en gran parte de cómo se preparen las áreas tecnológicas de las organizaciones tomando en cuenta elementos como la conectividad, seguridad y productividad. Analizar el panorama y elegir las soluciones de TI que contribuyan a fortalecer la empresa y sus objetivos de negocio ayudará a los CIO a continuar generando valor.