El comercio electrónico debe ajustar sus piezas, de la mano de la Inteligencia Artificial, para quedar como rey frente al consumidor.

 

A pesar de los años de existencia del eCommerce, hoy en día es más palpable su uso, por ello, tenemos dos preguntas complejas que deben hacerse las empresas que comercializan productos y que históricamente, les han sido de difícil solución: ¿Tenemos realmente el producto? Y segundo: ¿Vamos a cumplir con la fecha de entrega? Industry Package Scanning 72DPI

 

El porcentaje de error es históricamente alto, y muchas veces se termina anulando la orden o teniendo que esperar un tiempo adicional, porque las empresas venden más de lo que realmente tenían disponible.

 

Sin embargo, en un entorno en donde la pandemia lo ha acelerado todo, con un alza explosiva en el uso de comercio electrónico en México y el mundo, esta necesidad de una buena respuesta se hace imperiosa. Afortunadamente, existen cada vez más tecnologías que de manera escalable y en línea, entregan en forma precisa el stock en inventario, cuánto va quedando, adaptándose a la rapidez con la que se hacen los pedidos, y aquello que no se está vendiendo.

 

Con esto, bajan las tasas de insatisfacción por fechas no cumplidas y por inventario NO disponible, lográndose una venta eficiente por cualquier vía, ya sea a través de página web, WhatsApp, redes sociales, en un marketplace, por teléfono o catálogo. Esto da como resultado un incremento de la tasa de conversión de visitas al eCommerce y de adquisición de clientes en torno a 20% y drástica disminución en la cancelación posterior de pedidos.

 

Los consumidores de hoy esperan experiencias personalizadas de entrega de producto correcto, a través del canal correcto, con conveniencia y rapidez, siendo el compromiso de entrega el corazón de esta estrategia.

 

La pandemia aceleró el cambio al comercio electrónico más que nunca. Y con este cambio en los hábitos de compra en los consumidores, más retailers han aumentado su participación en el comercio electrónico para ofrecer experiencias agradables y personalizadas a sus consumidores. De hecho, muchas organizaciones han duplicado, triplicado e incluso cuadriplicado la cantidad de negocio de comercio electrónico que hacen, logrando alcanzar sus metas a 5 años en cuestión de meses.