78% de las personas prefieren proporcionar un elemento biométrico con fines de seguridad.

 

La tecnología de control de acceso ha evolucionado con el paso del tiempo y actualmente es considerada una herramienta clave para ingresar a edificios inteligentes, hospitales, comercios, etc. Esto se debe a su gran adaptabilidad y facilidad para gestionar las entradas de forma rápida y segura. Su evolución ha ido al extremo, a tal grado que hoy es posible otorgar el ingreso sin que el individuo tenga contacto físico con otras personas, esto se debe sin duda a las posibilidades de la tecnología biométrica que, en los últimos años ha sido una pieza medular en el exponencial crecimiento del mercado de controles de acceso.

 Magnet biometricos

Se prevé que en 2024 el mercado biométrico tenga un incremento de 100% en usabilidad, y una de las razones es su alto nivel de seguridad, pues el robo de datos biométricos es menor ya que es más difícil para los hackers hacer uso de esta información. La biometría se basa en métodos automáticos para identificar a las personas, haciendo un análisis de sus características físicas o de comportamiento, y aunque su auge se dio en el mundo gracias a la telefonía móvil, hoy su impacto en la nueva normalidad está tomando impulso debido a la necesidad de eliminar el contacto físico en las entradas de los recintos.

Una tecnología para hacer frente a los retos

Una de las medidas más importantes que se tomaron en cuenta en los protocolos de bioseguridad en América Latina para disminuir los riesgos de contagio en el entorno laboral, fue la eliminación del contacto físico, principalmente aquellos controles de acceso donde es necesario digitalizar una contraseña, ya que aumentan el riesgo de contagio si no se toman en cuenta las medidas de sanidad.

Dadas sus características, los sistemas de control biométricos son los más socorridos en esta nueva normalidad. Hasta hace unos meses se operaban como una solución de comodidad. Hoy en día es una solución esencialmente de higiene y seguridad, además de aportar una gestión de acceso más eficiente.

Entre sus beneficios destacan los siguientes:

  • Control de entradas y salidas al brindar seguridad fiable.
  • Permitir o restringir el acceso únicamente a personas autorizadas.
  • Reducción de riesgos de contagio por contacto físico.

 

En la tecnología biométrica, existe una gran variedad de sistemas de verificación, que sin duda harán crecer la demanda de soluciones para garantizar la salud y la seguridad de las personas. En el mercado de control de acceso hay dos tendencias:

  • Reconocimiento de iris: Este tipo de control de acceso pudiera considerarse uno de los más seguros, menos intrusivos y más eficientes, esto se debe a que el iris es una parte del cuerpo que permanece invariable a lo largo de toda la vida de la persona. Su lectura se hace mediante una cámara con luz infrarroja, la cual reduce los reflejos de la córnea para capturar con mejor detalle, al instante es posible hacer la comparación con una base de datos para dar o negar el acceso a una persona.
  • Las posibilidades de esta tecnología han ido al extremo que actualmente es de las lectoras biométricas más usadas en las soluciones de control de acceso ya que no dañan la vista, pues el rango de visión del ojo humano no incluye el espectro infrarrojo y las imágenes obtenidas no dependen del color. Por otro lado, permiten disminuir cualquier tipo de riesgo al eliminar el contacto físico con las superficies.
  • Detección facial: Es una amalgama de datos biométricos que identifica a las personas mediante la medición de la forma y estructura únicas de su rostro, además capturan una imagen bidimensional o tridimensional de la cara y luego comparan la información en una base de datos, de esta forma, un control de acceso mediante reconocimiento facial, permite o deniega el ingreso a un establecimiento de forma rápida y segura.

En promedio 78% de las personas prefieren proporcionar un elemento biométrico con fines de seguridad; por tal motivo los controles de acceso con tecnología biométrica comenzarán a masificarse en el mundo, sin embargo, es necesario que se tomen en cuenta los diferentes tipos de reconocimiento a fin de saber cuál es el indicado dependiendo las necesidades de cada establecimiento. Si bien ofrecen beneficios de seguridad, eficiencia y rendimiento, es necesario que se tomen en cuenta sus implicaciones en las nuevas necesidades en el entorno laboral, ya que hoy es una prioridad disminuir los riesgos de contagio con tecnologías poco intrusivas y con un alto grado de seguridad cibernética.