Es clave que el comercio electrónico cuando recibe alto tráfico de visitas de varios países o ciudades cuenten con una conexión desarrollada especialmente para el sector corporativo, conocida como internet dedicado.

 

Amilcar Navarro CenturyLinkCada vez es más común que las personas, no solo en México sino a nivel mundial, realicen compras a través de internet. El comercio electrónico supone varios retos, uno de ellos es asegurar que la experiencia del usuario sea la mejor y los sitios de Internet sean eficientes y seguros. Para lograr esto es necesario contar con la mejor tecnología. 

En México, los eventos que pone a prueba la capacidad de las empresas y que más atraen la atención de los consumidores son el Black Friday, Cyber Monday, eventos que algunos establecimientos en el país también los celebran, y el ya conocido Buen Fin. En el 2018, 60% de las compras realizadas en el Buen Fin fueron a través de medios electrónicos y con tarjetas bancarias.

En la edición de 2019, que se realizó del 15 al 18 de noviembre, se estima que participaron más de 60,000 empresas y las autoridades estimaron ventas por 118,000 millones de pesos. Y al igual que en años anteriores, las plataformas digitales jugaron un papel relevante.

Así como el Buen Fin, existen otros eventos como el Hot Sale y el Amazon Prime Day que son una muestra del presente y futuro del consumo en México, donde el comercio electrónico dejará ingresos superiores a los 9,000 millones de dólares este año. Para 2023, la cifra se acercará a los 12,500 millones de dólares, mientras que los usuarios aumentarán 39% a 78.7 millones, de acuerdo con el último informe de Statista.

A nivel industria, el comercio en línea también gana terreno, pues, la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) prevé que para 2021 este canal represente 17.5% de las ventas totales minoristas en el mundo. Actualmente, esa cifra se ubica en 12%.

Más usuarios, más ventas y un mundo más interconectado requieren de la tecnología para darle soporte.

Por ejemplo, es clave que el comercio electrónico cuando recibe alto tráfico de visitas de varios países o ciudades cuenten con una conexión desarrollada especialmente para el sector corporativo, conocida como internet dedicado.

Este básicamente se diferencia de un internet de banda ancha por la calidad de navegación, un canal dedicado garantiza que la subida y descarga de información se realice con la misma velocidad, estabilidad en la señal, entre otros. Algunos beneficios de un canal dedicado son hacer que el sitio de internet sea lo más rápido, eficiente, seguro y confiable para el público. Además, evita que una página se sature y termine por caerse, lo que en eventos como el Buen Fin puede traducirse en pérdidas de millones de pesos en cuestión de minutos.

La tecnología no deja de evolucionar, y en CenturyLink hemos trabajado, y lo seguiremos haciendo, para ofrecer a las empresas las mejores y más confiables soluciones para su transformación y crecimiento.