Uno de los principales retos que enfrentará el país será ofrecer esquemas de financiamiento a los mayores de 60 años, cuyas pensiones no basten para pagar sus gastos corrientes.

En México el Día Nacional de los Abuelos o de la Senectud se instituyó desde la década de los 90 y este año se conmemora el 28 de agosto; aunque la fecha más bien hace referencia a los adultos de la tercera edad, ya que en nuestro país el promedio de edad para convertirse en abuelo es de 45 a 50 años.  

La ONU establece que a partir de los 60 años una persona se considera adulto mayor, aunque en algunos países esta etapa empieza a los 65 años. A raíz de la primera Asamblea de la ONU sobre envejecimiento, se estableció agosto como el mes de la vejez.

Aunque la edad cronológica es uno de los indicadores más comunes para considerar a alguien como adulto mayor, la realidad es que muchas veces estas personas todavía laboran o necesitan productos crediticios y usualmente quedan excluidas del sistema financiero tradicional.

Para 2030 la población de adultos mayores en el México crecerá más de 55%, es decir, habrá 14 millones de mexicanos con más de 65 años, según estimaciones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Uno de los principales retos que enfrentará el país será ofrecer esquemas de financiamiento a los mayores de 60 años, cuyas pensiones no basten para pagar sus gastos corrientes.

La comparadora de servicios financieros Coru.com orienta sobre algunas opciones que tienen los adultos mayores para obtener financiamiento en México:

  • Préstamo Personal Inmediato de BBVA, hasta 84 años
  • Tarjeta de Crédito Falabella Soriana, hasta 70 años 
  • Credimax de Banco Azteca, hasta 75 años
  • Créditos a Personas Adultas Mayores del Gobierno de la CDMX, mayores de 68 años

Cabe aclarar que los requisitos varían según la entidad que oferta, pero en general se solicita identificación, comprobante de domicilio, garantía y, en el caso del programa gubernamental, ser derechohabiente del programa de la Pensión Alimentaria de la Ciudad de México.

Recomendaciones para los adultos mayores que van a tramitar un crédito o tarjeta:

  • También hay financieras, préstamos por internet (fintech avaladas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores) y otras entidades bancarias tradicionales que ofrecen créditos de nómina para jubilados y pensionados, o bien, que no anteponen el requisito de la edad, además de contar con trámites relativamente sencillos (sin ingresos mínimos y pocos requisitos de contratación). La recomendación es acercarse directamente a la institución financiera y comparar al menos dos opciones.
  • Ante cualquier indicio de prácticas abusivas, dirigirse por asesoría gratuita al Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM) en https://www.gob.mx/inapam/ o la Comisión Nacional para la Protección y Defensa a los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) https://www.gob.mx/condusef.

Tercera edad servicios financieros