En México hay un mercado potencial para los aires acondicionados, una parte importante de las ventas se generan a través de los equipos minisplits.

Actualmente se habla mucho de eficiencia energética que significa hacer un uso racional de la energía. Este término tan en boga últimamente responde a una medida para contrarrestar los impactos ambientales de los que todos hemos sido testigos como el cambio climático. Ahora lo que se busca no es consumir más sino de manera más responsable. Trane

La industria de aires acondicionados y calefacción, durante los últimos diez años, ha ido evolucionando hacia una mayor conciencia ambiental usando gases refrigerantes que no afectan la capa de ozono y ha enfocado sus esfuerzos en el tema de la innovación para desarrollar nuevas tecnologías que permitan que los aires acondicionados brinden no sólo comodidad sino una mayor eficiencia energética.

El informe “Future of Cooling” emitido por la Agencia Internacional de Energía, señala que de seguir las tendencias actuales, la energía requerida para abastecer los aires acondicionados en el mundo se triplicará para 2050, lo que equivaldría a la demanda de electricidad actual de China.

Los efectos del cambio climático han hecho que en países como la India o México las olas de calor sean cada vez más intensas. En la India, por ejemplo, las olas de calor son particularmente mortales justo por la escasez de aires acondicionados. Este país particularmente, tiene la penetración más baja de tecnología en aires acondicionados en el mundo: hoy, menos del 10 por ciento de todos sus hogares cuentan con un sistema HVAC.

En México, el año pasado se registraron 112 casos de golpe de calor en estados como Sonora (16), Jalisco (15), Tabasco (14), Chihuahua (11) y Baja California (1), de acuerdo con información de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGIRPC).

Lo anterior ha incrementado la demanda de aires acondicionados de uso residencial. De acuerdo con el gerente de la oficina en Nueva York del Instituto Rocky Mountain, Radhika Lalit, la forma de llevar los beneficios del enfriamiento mecánico a los países cálidos es mejorar la tecnología A.C.

“Los mejores aires acondicionados para habitaciones, disponibles en el mercado hoy en día, no representan más del 14 por ciento de la máxima eficiencia teórica", señala Lalit. Los modelos más baratos, preferidos por los consumidores debido a, lo que Lalit llama "miopía de primer costo", son aún menos eficientes.

Este panorama hace necesario que dentro de la industria de la climatización se siga avanzando en el desarrollo de tecnologías que permitan lograr una mayor eficiencia energética de los equipos de aire acondicionado. Empresas como Trane- líder en tecnología ambiental- ha manifestado su compromiso con la sustentabilidad con acciones claras que permitan reducir el impacto ambiental, ofreciendo equipos con un alto grado de ahorro de energía y ayudando a los consumidores a realizar compras informadas en lugar de simplemente elegir el modelo más económico.

Hoy en día, hay mucho interés en el ahorro de energía, nosotros promovemos soluciones más que equipos. Actualmente estamos en un proceso de transición con el uso de refrigerantes de primera generación de bajo impacto ambiental con un portafolio de equipos EcoWave.

De acuerdo con datos de ASHRAE, la Industria de aires acondicionado en México tiene un crecimiento anual promedio de 7%, aproximadamente, situándola en niveles de primer mundo como lo son Estados Unidos y Alemania.

En México hay un mercado potencial para los aires acondicionados, una parte importante de las ventas se generan a través de los equipos minisplits.

Pero, ¿qué hay de los edificios?

La climatización supone el mayor consumo de energía en los edificios, llegando a alcanzar 60 o incluso 70% del consumo eléctrico total.

Afortunadamente con los avances tecnológicos como el Internet de las Cosas, hoy en día son cada vez más los edificios inteligentes que a través de controles remotos pueden brindar el confort que los colaboradores de una oficina necesitan con una mayor eficiencia energética, además que un edificio conectado ayuda a recolectar información y datos que se pueden convertir en una ventaja competitiva.

La importancia de contar con un sistema de aire acondicionado con eficiencia energética radica en que un edificio con certificación LEED ahorra entre 24 y 50% en el consumo de energía, 40% en el consumo de agua, 70% en la generación de residuos, y entre 33 y 39% en emisiones de carbono.

En definitiva, estos avances tienen que ir a la par de mejorar la calidad de vida de la sociedad. Acciones como reducir la huella de carbono en 1 gigatón (mil millones de toneladas) de C02 lo que equivale a las emisiones anuales de Italia, Francia y el Reino Unido combinadas; reducir la huella ambiental en las operaciones para eliminar emisiones de gases de efecto invernadero, así como evitar la entrega de desperdicios a vertederos y reducir en 10% el consumo de energía, son parte de los compromisos de sustentabilidad para 2030 de Ingersoll Rand y su marca Trane.

Lograr la paridad de género en roles de liderazgo para una mayor igualdad de oportunidades en los puestos de trabajo, seguir capacitando técnicamente al personal y ampliar el acceso de la comunidad a servicios de bienestar que incluyen alimentación, nutrición, vivienda, transporte y confort climático, son parte de nuestros compromisos. Acciones que van más allá y muestran el compromiso de esta industria no solo con la eficiencia energética sino también con la sociedad.