A medida que los desarrollos tecnológicos avanzan, los usos posibles de los documentos digitales son ilimitados. Las carteras de identidad digital y su verificación en las transacciones comerciales son solo algunas de las áreas potenciales en las que se puede implementar.

gemalto logoLas nuevas tecnologías evolucionan a una velocidad exponencial y los usuarios están más deseosos que nunca de adoptarlas, ya que facilitan su vida. La digitalización de los documentos de identidad está alcanzando nuevos niveles; el último informe de Market Insight pronostica que el mercado de la identidad móvil crecerá anualmente 24% para el 2025; impulsado por la desmaterialización de las licencias de conducir y de los documentos de salud. Cuando se trata de identidades digitales, como la identidad móvil o las licencias de conducir digitaleslas posibilidades se siguen expandiendo más allá de las tarjetas físicas estándar o de las imágenes almacenadas en su teléfono inteligente.

Son muchos los países del mundo que ya están adoptando las licencias de conducir digitales. La Autoridad de Carreteras y Transportes de Dubái lanzó “m-store”, donde los conductores pueden acceder a la versión digital de su licencia de conducir válida y de su tarjeta de registro del vehículo en cualquier momento. Recientemente, en los Estados Unidos, se han llevado a cabo varias pruebas piloto exitosas de licencias de conducir digitales, en las que se utilizan para identificarse ante la policía, comprobar el derecho a conducir de los ciudadanos y para acelerar procedimientos en las oficinas de tránsito. Australia comenzó a probar las licencias de conducir digitales en Sídney durante el mes de noviembre pasado, y planea expandirlas al resto del país este año.

México comenzó con una serie de iniciativas para desarrollar una base de datos sustentadas en sistemas biométricos para dependencias gubernamentales como el Seguro Popular y la Secretaria de Relaciones Exteriores e instituciones financieras como las afores y algunos bancos que ya cuentan con este sistema.

La implementación de este sistema trabaja bajo un objetivo, se trata de la necesidad real, ya que se pretende crear una base de datos con identidades digitales que contenga la mayor parte de la población mexicana, lo que garantizaría el derecho a la identidad en el país y daría paso a una cobertura global en salud y educación que podrán fácilmente utilizarse de forma segura y confiable desde diferentes dispositivos.

¿Qué es la billetera de identidad digital?

La licencia de conducir digital es más que una imagen de su documento, es una versión altamente segura de su licencia de conducir o documento de identidad físico almacenado en su teléfono inteligente. No es un reemplazo de la tarjeta real, sino un compañero digital que le aporta más valor; puede contener información dinámica de uso por tiempo limitado, el impedimento de acceso a los usuarios no autorizados, datos cifrados y todo al alcance de la mano.

En el teléfono inteligente, el acceso a la credencial digital está protegido por diferentes capas de seguridad, como un PIN o la huella dactilar. Además, la interfaz del usuario de la identidad digital conecta y protege el intercambio de datos entre los usuarios y los oficiales, ya que cifra toda la información personal y permite la verificación en tiempo real. La comprobación de la identidad se puede llevar a cabo donde sea, incluso en áreas sin señal de red o con señal limitada.

La comodidad, la seguridad, la privacidad y el enfoque en el usuario son las características que distinguen a la licencia de conducir digital y que la hacen muy atractiva y fácil de usar. Estas características se pueden expandir y personalizar rápidamente para incluir un grupo de credenciales más amplio y constituir una billetera con la identidad digital del usuario.

Esta cartera de identidad digital, algún día puede crecer e incluir documentos como pasaportes y tarjetas de salud. De tal manera, que permitirá a los usuarios futuros almacenar todos los documentos de identidad digitales en un punto seguro de su teléfono inteligente y contar con un respaldo en una nube segura.

Además, el software permite compartir solo la información relevante para cada transacción que se realice, lo que protege su información personal. Imagine la conveniencia y la seguridad de tener la opción de compartir solo la información relevante al momento de alquilar un auto o de asegurarlo.

El futuro: la tecnología wearable

No hay mucho que discutir cuando decimos que, hoy en día la tecnología wearable es una de las áreas de innovación de más rápido crecimiento. Este año, estrenamos nuestra tecnología de licencias de conducir digitales en el Apple Watch en la Conferencia Internacional de la Asociación Norteamericana de Administradores de Vehículos Automotores 2018.

La licencia de conducir digital wearable presenta solo la información personal necesaria para determinado escenario de verificación, y utiliza los mismos protocolos de cifrado y estandarización que la solución del teléfono inteligente. También resulta importante destacar que las licencias de conducir digitales, tanto en los teléfonos inteligentes como en la tecnología wearable, funcionan de manera confiable en un ambiente no conectado.

A medida que los desarrollos tecnológicos avanzan, los usos posibles de los documentos digitales son ilimitados. Las carteras de identidad digital y su verificación en las transacciones comerciales son solo algunas de las áreas potenciales en las que se puede implementar.