Síguenos en

  RSS Google + Facebook Twitter

Addictware Logo

 

El nuevo gobierno ha manifestado su intención de seguir impulsando la competencia en el sector, fomentar el desarrollo de infraestructura y tomar medidas para reducir la brecha digital; sin embargo, resulta de vital importancia plasmar la intención en políticas públicas que guíen el actuar de todos los entes del gobierno que tienen inferencia en el despliegue de las redes de telecomunicaciones. 

logo MCMLas empresas mexicanas, de prácticamente todos los sectores, reconocen que tienen tareas pendientes. Una de las más urgentes: consolidar sus proyectos de transformación digital con el fin de no perder oportunidades de negocio.

De acuerdo con un estudio-encuesta, durante los próximos tres años y con el objetivo de incrementar la productividad de sus organizaciones, los empresarios de México le darán prioridad a cuatro iniciativas tecnológicas:

  • Servicios de cómputo en la nube (proyecto preponderante para el 37% de la muestra)
  • Análisis de datos (37%)
  • Seguridad cibernética (36%)
  • Instrumentar procesos innovadores (34%)

Para conseguir dichas metas, los proveedores de servicios de telecomunicaciones representan un apoyo esencial; son los aliados que -por ejemplo- materializan un servicio Cloud dedicado, aportan la infraestructura para aprovechar una solución de Analytics o protegen la integridad de la información crítica.

Dadas las prioridades, para la industria mexicana de telecomunicaciones, 2019 ofrece una perspectiva con varias señales de tendencia positiva.

  • En 2019, los ingresos del sector de telecomunicaciones crecerán 5.6% anual, alcanzando el monto de $519,000 millones de pesos.
  • El consumo de datos seguirá creciendo. Especialmente en el lado de los consumidores, que demandarán más capacidad para redes sociales, alta resolución en video, mejores experiencias móviles, streaming de calidad. Esto supone una oportunidad para los carriers de servicios fijos que cuentan con infraestructura de fibra óptica la cual es necesaria para transportar la gran demanda de datos que se seguirá generando.
  • Como ocurre en todo el mundo, el segmento empresarial seguirá representando la porción más grande -70%- del tráfico de datos que pasa por un Data Center; aunque la porción asociada al consumidor -30% del total, tiene una mejor tasa de crecimiento anual.
  • El interés por aprovechar aplicaciones de análisis de datos y de Internet de las Cosas (IoT) impulsará el consumo de servicios de telecomunicaciones.
  • En Latinoamérica, se espera que el ancho de banda para conexión de empresas (compañías que se conectan privada y directamente con nubes públicas, sedes remotas, socios y proveedores, es decir, sin exponerse al Internet público) alcance una capacidad de 3,706 terabits en 2019; fortaleciendo una tasa de crecimiento anual (48%) que supera la del Internet que todos usamos.
  • Desde una perspectiva general, durante 2019, los mexicanos generarán 3.3 veces más tráfico de Internet. Así, el consumo per cápita de la población se ubicará en 20 Gigabytes; hace cinco años, el indicador señalaba 6 Gigabytes.

Al mismo tiempo, más allá de las tendencias específicas del sector, el ambiente del país augura buenas condiciones para el desarrollo de las telecomunicaciones, siempre y cuando, se concluya con la implementación de la reforma de telecomunicaciones de 2013, poniendo énfasis especial en lograr que la medidas de preponderancia cumplan con el fin para el cual fueron creadas y que los 3 niveles de gobierno otorguen las facilidades necesarias para permitir e incentivar el despliegue de las redes de telecomunicaciones.

El nuevo gobierno ha manifestado su intención de seguir impulsando la competencia en el sector, fomentar el desarrollo de infraestructura y tomar medidas para reducir la brecha digital, sin embargo, resulta de vital importancia plasmar esa intención en políticas públicas que guíen el actuar de todos los entes del gobierno que tienen inferencia en el despliegue de las redes de telecomunicaciones.

Aunque en la economía digital de nuestros días los pronósticos son cada vez más difíciles de hacer, 2019 llega con buenos argumentos para la confianza en sector de las telecomunicaciones y tecnologías de la información.