Síguenos en

  RSS Google + Facebook Twitter

Addictware Logo

 

En los últimos dos años, hemos vivido una evolución en lo que a digital respecta, y sobre todo a mobile, que ha avanzado más rápido de lo que podríamos suponer.

ManuelRamos

¿Alguno ha hecho compras desde su teléfono? Me atrevo a decir que si hubiésemos hecho esa pregunta en una reunión con amigos o familiares, hace 2 años, muy pocos habrían levantado la mano. En la conversación, posterior es probable que el resto de los asistentes expresaran algunas inquietudes: ¿pero no te da miedo dar tus datos? ¿y si te clonan la tarjeta? ¿sabes cuántas estafas hay en internet? 

Todavía en 2016, la desconfianza acerca del comercio electrónico era algo habitual y sin embargo, cuando se realizó la 3er Hot Sale en México, las cifras de ventas online superaron los mil millones de pesos (nada mal) y hubo 38 millones de visitas en los sitios de los e-commerce participantes.

Para 2017, en el Hot Sale 2017, la 4ta edición, tuvo ventas por casi 5 mil millones de pesos, ¡SE QUINTUPLICÓ! (de pronto los mil millones de 2016 parecen poco ¿no?), y más interesante aún: hubo casi tres millones de nuevos compradores, 91.1 millones de visitas a las tiendas en línea y más de 6 millones de artículos vendidos. 

En 2018, a 2 años de eso estamos en medio de un boom de las compras a través de internet, la desconfianza deja de ser un problema y la conectividad en la mayoría de la población es mucho mayor. 

Este año se realiza la 5ta edición del Hot Sale en México, el evento se ha consolidado como el “Buen Fin” de los que amamos digital y que nos aburre pasar horas en una tienda física, intentando comprar esa playera que tanto nos gustó pero no tanto como para comprarla sin descuento.

En los últimos dos años, hemos vivido una evolución en lo que a digital respecta, y sobre todo a mobile, que ha avanzado más rápido de lo que podríamos suponer.

Nuevos iPhone, nuevos Samsung, marcas que no sabíamos que existían, dispositivos de pago a través de los smartphone y un sin fin de nuevas capacidades que no nos alcanza este espacio para enumerar. 

Todo esto, sumado al mayor conocimiento tecnológico y una creciente “adicción” a nuestros queridos teléfonos, ha logrado disminuir ese “temor” a compartir nuestros datos bancarios con aplicaciones de comercio electrónico. 

La pregunta de la que hablábamos al principio hecha en 2018, generaría un intenso debate sobre quién logró comprar más barato y cómo, pero el tema de la desconfianza no sería lo central del debate, sabemos que los beneficios son mucho más grandes que los “riesgos”.

Este año, en las estrategias publicitarias, todas las marcas estarán apostando fuertemente al dispositivo que todos tienen más cerca durante más tiempo: el teléfono celular, ¿por qué? ¡porque no hay nada que se compare en términos de segmentación, penetración y efectividad! 

No es asunto menor: en México, ya hay 98 millones de smartphones, 78% de los mexicanos utilizan sus teléfonos para acceder a Internet y los usuarios utilizan sus dispositivos móviles 3.2 horas al día. 

Si en 2017, el porcentaje de usuarios que realizaron transacciones a través de sus teléfonos fue de 70%, se estima que las ventas online impulsadas por la publicidad a través de los dispositivos móviles alcance un nuevo punto climático en este Hot Sale 2018.

La pregunta en 2018, es otra: ¿existe algún medio más efectivo que mobile para comunicarse con los consumidores? 





Comentarios

Share on Myspace