Entre 2010 y 2012, se registró un aumento de 10 % en el equilibrio entre el trabajo y la vida personal en México, los trabajadores mejoran su armonía entre el trabajo e intereses, a pesar de tener más horas de trabajo.

Un mayor número de trabajadores de México ha mejorado el equilibrio entre el trabajo y la vida personal; es decir, a pesar de que se trabaja más que antes, la gente disfruta más de sus empleos y la mayoría siente que tiene tiempo suficiente para pasar en casa o en sus intereses personales.

El Índice de equilibrio entre el trabajo y la vida personal de Regus, precisó que más de la mitad de los trabajadores disfrutan más del trabajo (81%) y 82% considera que han logran más en el trabajo que en el 2010, lo que confirma la relación entre un buen equilibrio del trabajo, la vida personal y la productividad.

Asimismo, casi la mitad (47%) de los encuestados indica que las empresas han intentado reducir los tiempos de desplazamiento de los empleados reconociendo la presión que significa realizar largos recorridos para llegar al trabajo.

Cati Cerda, directora de Regus en México, señala que el buen equilibrio entre el trabajo y la vida personal es fundamental para que el personal tenga una vida saludable y feliz. 

El estudio muestra evidencia al conectar la productividad con un mejor y más flexible estilo de vida, y hace un llamado a que las empresas revisen sus propias prácticas de trabajo.

"En la medida en que mejoren las condiciones económicas y el mercado de trabajo sea más dinámico, las empresas que deseen retener o contratar a los mejores talentos no podrán ignorar el valor que tiene para un empleador ser reconocido por lograr un buen equilibrio entre el trabajo y la vida personal. Durante la desaceleración económica las empresas se volvieron cada vez más orientadas a los resultados y se ve que están optando por prácticas laborales menos tradicionales, donde eligen aumentar la eficiencia entregando más flexibilidad a los trabajadores. Una de esas medidas que se está volviendo cada vez más popular es ayudar a los trabajadores a reducir los agotadores e improductivos tiempos de desplazamiento al lugar de trabajo a través de prácticas laborales más flexibles”, comentó Cerda.

El Índice comprueba los indicadores de satisfacción en el trabajo y la opinión de los encuestados sobre su equilibrio general entre el trabajo y la vida personal; se entrevistaron a 16,000 profesionales en más de 80 países.