Para mejorar la educación y reducir la deserción, en América Latina se tiende a crear aulas digitales y usar más las clases virtuales.

En Latinoamérica, las principales ciudades digitales son Bogotá, Medellín (Colombia) y São Paulo (Brasil) entre las grandes urbes, y Peñalolén y Puente Alto (Chile) entre las ciudades con menos de 1 millón de habitantes, de acuerdo con el Ranking Motorola de Ciudades Digitales 2011 en la categoría de Educación Pública.

El estudio de Motorola Solutions sobre el uso de las Tecnologías de Información en la Educación Pública destacó que en la mayoría de las ciudades analizadas están en la etapa de ofrecer conectividad a las escuelas. Mientras que en segundo lugar se observan planes para mejorar el equipamiento o entregar computadoras a docentes y alumnos.

En cuanto a los servicios, es bajo el porcentaje de uso de sistemas de gestión de matrículas; no obstante, las ciudades más grandes avanzan con aplicaciones para la disponibilidad de información de contacto de escuelas y contenidos educativos a través de la Web.

La tendencia se dirige hacia la existencia de aulas digitales y el mayor uso de aulas virtuales como herramientas complementarias para el estudiante. Sin embargo, es necesario tener más equipamiento y conectividad.

Claudio Kimura, director de Estrategia de Motorola Solutions para América Latina y Caribe, comentó que es fundamental que las tecnologías apoyen y soporte a las áreas tan importantes como la educación.

El ranking resalta que varios municipios se han enfocado en la adopción de nuevas tecnologías para mejorar los niveles de aprendizaje, disminuir la deserción escolar y mejorar la vinculación entre padres, alumnos y docentes.