Cuando la tecnología es bien aplicada a la educación, el aprendizaje resulta más dinámico e interesante para los estudiantes.

megc 2Educación y tecnología son un binomio que requiere ser entendido y promovido a largo plazo; poco se logra si en cada gobierno se ejecutan planes con visión a corto tiempo y sin esfuerzo y compromiso que dé seguimiento para su cumplimiento y enriquecimiento.

Hace más de 20 años, que algunas de las escuela primarias públicas se equiparon con computadoras; sin embargo, de que servían estos equipos si sólo se mantenían resguardados con llave para “mantenerlos en buen estado” o si sólo tenías una hora a la semana para interactuar con la computadora, que ni siquiera el profesor estaba capacitado para darte instrucciones de cómo manejarla.

Hoy, afortunadamente, la tecnología está en la educación y enseñanza, en gran parte debido al apoyo de los grandes corporativos de la industria de las Tecnologías de Información y Comunicación, quienes contribuyen con sus soluciones a mejorar los procesos de aprendizaje de las generaciones más jóvenes de estudiantes.

Recientemente escuche de un vocero de Dell algo muy ciento, “la tecnología per se en la educación no lo es todo”. Muy acertada la frase, ya que para sacar provecho de la tecnología, es necesario el diseño y ejecución de programas diseñados para que los profesores planeen y ejecuten sus clases apoyados en las diversas herramientas y contenidos a los que podemos acceder a través de la tecnología. En contraparte, los alumnos al estar más familiarizados con las herramientas tecnológicas, tienen mayor habilidad para desenvolverse en un mundo que exige mayor interacción diversas redes conectadas entre sí.

Es necesaria la óptima asesoría para detectar y dirigir el talento que tienen las generaciones más jóvenes, a manera de incentivar su máximo desarrollo y potenciar las ideas emprendedoras de estos estudiantes.

Hoy, existen diversos espacios en los que se promueve la creatividad y se busca el talento para canalizarlo hacia mayores oportunidades de crecimiento ya sea social, cultural o económico.

El reto es amplío. Desde siempre hemos sabido que a mayor nivel educativo, mayor competitividad mundial; por ello, nuestra tarea es prepararnos, aprovechando todas las herramientas que tengamos a nuestro alcance, para hacer la diferencia y, si podemos ser parte del proceso de aprendizaje de cualquier persona, utilicemos nuestras habilidades para ofrecer conocimiento.

En este sentido, a través de Addictware estamos comprometidos en aportar información que sea de utilidad a los lectores, que les sirva de referencia para su toma de decisiones.

Aprovecho esta editorial para agradecer sus lecturas a lo largo de este 2011; año que representó mayor interacción con uds. a través de nuestras redes sociales en Twitter y Facebook.

En lo personal, me siento halagada de contar con nuestros leales lectores y con aquellos nuevos, que por alguna razón llegaron a conocernos. Este año nos planteó la oportunidad de redefinirnos y de impulsar más información de acuerdo a los perfiles de nuestros lectores. Deseo que para uds. también haya sido un año de renovación, con muchos proyectos bien logrados, y que el 2012 que se avecina traiga consigo grandes satisfacciones.

¡Felices Fiestas!

Gracias por leernos en Addictware, recuerden seguirnos en nuestras redes sociales:http://www.facebook.com/Addictware y http://twitter.com/Addictware

¡La tecnología también es una adicción!