La escasa competencia y la reconcentración competitiva, el desarrollo y despliegue de 5G, el déficit de conectividad y la brecha digital registrada en México son materias de trascendencia para la consecución de los objetivos presupuestales de desarrollo y crecimiento económicos, equidad y inclusión social.

 

Este viernes 22 de noviembre, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular, el Presupuesto de Egresos de la Federación correspondiente al ejercicio de 2020. Destaca la reasignación por 20 mil 607 millones de pesos al proyecto inicial enviado por el ejecutivo federal, lo que implicó un recorte significativo de los recursos presupuestados a organismos autónomos.

En su mayoría, esta partida fue designada a programas sociales, en línea con la política anunciada por la presente administración de incremento al apoyo y mayor bienestar de la población más vulnerable. Es así que la Secretaría del Bienestar obtuvo un gasto adicional por 8 mil 365 millones de pesos, adicionales a los 173 mmp presupuestados inicialmente, equivalente a un incremento de 5% respecto al proyecto original.

El presupuesto gubernamental, más que un asiento contable, constituye un instrumento para la promoción del crecimiento económico, del desarrollo, de la equidad y de la inclusión social. De ahí la importancia de que su asignación sea suficiente para la realización de proyectos de política pública, así como su instrumentación sea eficaz para alcanzar esos fines. presupuesto 2020 The CIU

Paquete Económico 2020

A inicios de septiembre de 2019, el poder Ejecutivo envió al Legislativo el Paquete Económico correspondiente al año 2020 en el que se incluyó, entre otros documentos, el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF). Este documento se aprobó este 22 de noviembre.

En un contexto recesivo de la economía mexicana y con bajas perspectivas para los próximos años, el Ejecutivo designó un gasto gubernamental de $6.1 billones de pesos, equivalente a un incremento, en términos reales, de 1% respecto al año anterior y a 8% del PIB de 2018. Sin embargo, varios de los órganos autónomos registraron recortes significativos en el gasto proyectado, incluido el regulador de las telecomunicaciones en México, al reasignar estas partidas a programas de bienestar social.

PEF 2020: Recorte a Órganos Autónomos

Al analizar las asignaciones propuestas en PPEF y lo aprobado en el PEF, destaca la contracción que registró el presupuesto asignado al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la cual asciende a 10.9%, siendo el órgano autónomo con mayor diferencia entre la cantidad proyectada en el PPEF y la efectivamente designada en el PEF.

En comparación con el PEF de 2019, estos recursos aumentaron únicamente en 2.7%, lo equivalente a 41.2 millones de pesos. Esto sitúa al IFT en el antepenúltimo lugar en términos de recursos monetarios designados a estos organismos, únicamente por delante del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) y la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE).

En términos generales, el Consejo de la Judicatura Federal es el órgano con mayor cantidad de recursos asignados, con 59.8 mil mdp., equivalente a un incremento de 6.0% respecto al año anterior. Esta cantidad es casi cuatro veces superior a la de los siguientes órganos autónomos: la Fiscalía General de la República, el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Estos órganos cuentan con una designación de 16.7, 16.6 y 16.5 mmp, respectivamente. Estos montos equivalen a un incremento de 8.8%, 8.4% y 36.6% respecto al año previo.

El incremento anual de egresos para el INEGI se explica debido al censo que tendrá lugar en el país durante el 2020, al requerir una mayor cantidad de recursos para poder ser realizado. A su vez, la cantidad asignada para este órgano no sufrió cambios en el PPEF como en el PEF.

Posterior a los órganos previamente referidos, le siguen la Cámara de Diputados, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y la Cámara de Senadores, que contarán con 7.0, 5.0 y 4.0 mmp, respectivamente. En esta asignación las tres instituciones registran incrementos anuales en un rango de entre el 3% y el 5%. Esto las posiciona por encima del incremento anual que recibirá el presupuesto del IFT (2.7%).

El Tribunal Electoral de Poder Judicial de la Federación (TEPJF), la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) siguen a los órganos autónomos previamente mencionados con 2.7, 2.3 y 1.9 mmp. Estos órganos también registran incrementos anuales en sus recursos presupuestados de entre 3% y 5%.

Finalmente, el INAI y la COFECE contarán con 0.9 y 0.6 mmp. en 2020, una disminución anual de 2.5% y 0.3%, respectivamente. 

Presupuesto para la Regulación en Telecomunicaciones

La escasa competencia y la reconcentración competitiva, el desarrollo y despliegue de 5G, el déficit de conectividad y la brecha digital registrada en México son materias de trascendencia para la consecución de los objetivos presupuestales de desarrollo y crecimiento económicos, equidad y inclusión social.

Por lo que el presupuesto otorgado al IFT toma relevancia al ser la institución encargada de promover e impulsar condiciones óptimas para el acceso universal a las tecnologías y servicios de las telecomunicaciones y la radiodifusión con el objeto de maximizar el bienestar social.

Por lo tanto, será importante realizar el esfuerzo de destinar mayores recursos a la gestación de proyectos para cumplir con este cometido, tras registrar una contracción frente a lo presupuestado originalmente. Es menester el desarrollo eficiente del sector de las TIC para tender hacia una igualdad de oportunidades en el acceso digital y encaminar esfuerzos para disminuir las brechas regionales que deriven en mayores niveles de bienestar para todos los mexicanos.