Síguenos en

  RSS Google + Facebook Twitter

Addictware Logo

 

El fabricante implementará un ecosistema sostenible en la modalidad de transporte eléctrico. 

Davos y ABB establecieron una alianza a largo plazo para proporcionar infraestructura eléctrica para transporte público y privado; desde automóviles, autobuses, trenes, barcos y teleféricos, ante la tendencia de que la carga rápida para vehículos eléctricos se convierte en una parte integral del ecosistema de transporte. 180123 Davos2

ABB es proveedor de productos y sistemas de carga rápida que están transformando el transporte de maneras sostenibles en nivel mundial. El transporte sostenible juega un papel importante en la lucha contra el cambio climático, porque la movilidad eléctrica comienza a reemplazar a los vehículos de combustibles fósiles que arrojan gases de efecto invernadero.

Entre los vehpiculos que ofrecerá ABB están:

  • Autobús eléctrico (e-bus TOSA) que ya está en uso en Ginebra y pronto se implementará en la ciudad francesa de Nantes. Su batería se puede recargar en solo 20 segundos a medida que los pasajeros abordan y descienden. La idea es implementar el sistema bajo condiciones climáticas extremas de invierno. El sistema de transporte amigable con el medio ambiente podría reducir las emisiones de dióxido de carbono en 1,000 toneladas anuales.
  • Vehículos eléctricos (e-cars). ABB ya tiene más de 6,000 estaciones instaladas en más de 50 países. En Davos, se pueden ver en funcionamiento las 8 recién instaladas ABB Terra 53, estaciones de carga de CC de 50 kW, compatible con CCS, CHAdeMO y estándares de carga de CA de 43 kW simultáneos, éstos últimos se encuentran en Europa y América del Norte. 

180123 Davos1Ulrich Spiesshofer, CEO de ABB, señaló que los vehículos eléctricos son cada vez más atractivos para los conductores, además de que son más accesibles en cuanto a costo y mantenimiento, y se es más ecológicamente responsables.

La tecnología TOSA ha propulsado autobuses en la ruta del aeropuerto de la línea 23 de Ginebra. Utiliza polos aéreos que se conectan en paradas seleccionadas a lo largo de sus rutas para abastecer sus baterías en tan solo 20 segundos, recargándose mientras los pasajeros abordan y descienden. El sistema es amigable con el medio ambiente y podría reducir en última instancia las emisiones de dióxido de carbono en 1.000 toneladas anuales.





Comentarios

Share on Myspace