El reto de las empresas de telecomunicaciones es asegurar la conectividad y la infraestructura para garantizar el funcionamiento y seguridad de objetos integrados en IoT.

telefonica logoTelefónica México presentó su estrategia para el mercado de Internet de las Cosas (IoT) que radica en la integración de las tres tendencias mundiales que revolucionan el ecosistema de la tecnología: big data, ciberseguridad y nube; todo soportado por la conectividad como piedra angular, ya que ésta será la responsable de proporcionar el ancho de banda requerido para que la comunicación entre los objetos y que su medición sea posible, lo que implica la consolidación de las redes 4G LTE y 5G.

Durante su participación en el Mexican Telecom Forum, Mariano Moral, vicepresidente B2B de Telefónica México, precisó que se estima que a la fecha existen más de 8,000 millones de objetos conectados a Internet y esta cifra aumentará rápidamente hasta alcanzar los 20,000 millones.

Moral indica que “esta tendencia representa una ventaja competitiva para el mundo empresarial porque se calcula que “ahorra alrededor de 30% en costos y reduce en 70% las fallas y errores, mientras arroja aproximadamente $6 dólares de ganancia en productividad por cada uno invertido”.

El operador considera que sectores como la energía, la banca, la salud y las ciudades serán algunos de los principales campos donde el IoT impactará, tomando ventaja de la medición precisa y en tiempo real.